El Liceu acogerá la ópera 'Andrea Chénier' de Umberto Giordano

|

Teatro Liceu


El Gran Teatre del Liceu de Barcelona acogerá del 9 al 28 de marzo la ópera 'Andrea Chénier', de Umberto Giordano, con producción de David McVicar, con la interpretación de Sondra Radvanovsky y Jonas Kaufmann , con una música "complicada, peligrosa, grandilocuente y espesa" y una puesta en escena cinematográfica, rítmica y realista.


El maestro israelí Pinchas Steinberg ha dicho que no puede distraerse ni un segundo en esta ópera, ya que los tempos, música e instrumentación cambian muy rápidamente: "Si no me concentro al 200% puede haber un desastre".


Ha bromeado con que cuando Umberto Giordano la escribió no se estaba dando cuenta de todo de lo que escribía para aquellos cantantes: "Es una ópera quizás demasiado grande. Si hago exactamente lo que está escrito ya puedo mandar a los cantantes a casa. Es una ópera llena de trampas y peligros", ha avisado.


Preguntado sobre las tendencias políticas de Giordano, ha dicho que si se mirara desde la política serían muchos los artistas que no se representarían, como el antisemita Frédéric Chopin o el gusto de Adolf Hitler por Richard Wagner: "Una cosa es la música y la otra la política", y ha dicho que al escuchar Andrea Chénier no oye las tendencias fascistas en Giordano.


VERISMO REVOLUCIONARIO


La directora de la reposición, Marie Lambert, ha explicado que la ópera se ambienta en los tiempos del Terror en el contexto de la Revolución Francesa, donde el joven poeta Chénier y el sirviente Carlo comparten adoración por la joven artistócrata Maddalena, que lo pierde todo en la revolución.


Lambert ha destacado de la ópera su 'verismo' -la reivindicación de la realidad cotidiana-, que cuenta con un gran lujo de detalles en la que se describe el mundo y las relaciones entre personajes de manera clara y extensa.


Sobre la puesta en escena, ha dicho que el vestuario se ha creado para la ocasión, ya que en la década de la revolución todo cambió: el vestuario de las personas y su comportamiento, algo que se refleja fielmente sobre el escenario: "Es una ópera llena de contrastes", ha dicho.


Esta ópera, escrita cien años después de la revolución, y representándose ahora cien años después de ser escrita, la producción de Giordano es "altamente política", donde los personajes dicen lo que piensan y sienten y describen lo que ven: una revolución política descontrolada que chafa a las personas, todo ello desde una versión dramatizada de la historia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH