Aigües de Barcelona condona deudas de familias vulnerables mientras que AMB y Ayuntamiento siguen facturando

|

Frigo de agua


Aigües de Barcelona ha decidido dar un paso al frente ante la incapacidad del Ayuntamiento de Barcelona y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) para cumplir con lo que prometen.


A partir de ahora, Aigües de Barcelona enviará, a través de la factura del agua, un nuevo modelo de comunicación a sus usuarios en los que se informa de manera directa y clara sobre el Fondo de Solidaridad.


A partir de ahora, a todos aquellos usuarios acogidos a las bonificaciones como familias vulnerables –son los servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona los que lo determinan- se les comunicará que su consumo de agua estará totalmente bonificado por parte de Aigües de Barcelona. Estos es, será de cero euros.


Además, la compañía condona la deuda acumulada desde que dejaron de pagar el recibo hasta que el Ayuntamiento los designa como personas vulnerables.


Lamentablemente, esto no significa que la deuda total desaparezca.


Una parte importante del recibo del agua corresponde a impuestos ajenos al consumo: la Tasa Metropolitana de Tratamiento de Residuos (TMTR) -de la que es responsable el Área Metropolitana de Barcelona- y la Tasa de Alcantarillado –que la cobra el Ayuntamiento-.


Tanto el consistorio barcelonés como la AMB han seguido facturando a los usuarios vulnerables estos impuestos.


La teniente de alcaldía de Derechos Sociales, Laia Ortiz, y el concejal de Presidencia y Energía, Eloi Badia - también Vicepresidencia del Área de Medio Ambiente de la AMB- se comprometieron ya el pasado julio a eximir del pago de estas tasas e impuestos a los usuarios vulnerables. Pero hasta ahora, nada.


CONVENIO FIRMADO EN FEBRERO


El pasado febrero Aigües de Barcelona y el Ayuntamiento de Barcelona firmaron un convenio en el que ambas entidades se comprometieron a condonar la deuda a estas familias de forma simultánea. Tanto la deuda acumulada por el consumo del agua como la de impuestos y tasas impagados.


Pero hasta ahora no se ha conseguido un compromiso firme por parte del consistorio barcelonés, por lo que Aigües de Barcelona ha tomado la decisión de no esperar más y pasar a la acción.


En la actualidad hay 20.000 familias acogidas al Fondo de Solidaridad de Aigües de Barcelona en toda el área metropolitana, de las que 7.203 viven en la ciudad de Barcelona. 


La entidad publico-privada ha firmado 21 convenios con los servicios sociales de 21 municipios desde la entrada en vigor de la Ley de Podbreza Energética en julio de 2015.


Entre 2016 y 2017, tanto la AMB como el Ayuntamiento de Barcelona han seguido facturando los impuestos a las familias que no pueden pagar el agua. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH