miércoles, 11 de diciembre de 2019

Que los amigos fumen, lo que más condiciona para engancharse al tabaco

|

Tabaco

El tabaquismo es la primera causa evitable de problemas de salud.


Un grupo de enfermeras de atención primaria del ABS El Vendrell (Red Sanitaria y Social de Santa Tecla) han analizado el hábito tabáquico de los adolescentes de dos institutos de la provincia de Tarragona y las características de su entorno fumador. 


El estudio confirma la tendencia a la baja de los fumadores entre los adolescentes, sólo un 17% son fumadores activos y un poco más del 60% no fuman, pero apunta que el consumo de tabaco de los amigos actúa como principal condicionante en el hábito tabáquico.


El tabaquismo es la primera causa evitable de problemas de salud y de mortalidad prematura y la mayoría de las personas que fuman, se inician en el tabaco en la adolescencia, por lo tanto, el abordaje del consumo en esta etapa es clave. 


Encarnación Iglesias, enfermera y una de las autoras del estudio, explica que "los adolescentes tienen total acceso a la información, son conocedores de los efectos negativos del tabaco y viven en una sociedad donde impera la política antitabaco y todo esto nos debería llevar a un consumo cero".


En el estudio han participado 556 alumnos de segundo, tercero y cuarto de la ESO de dos institutos de la provincia de Tarragona. 


Enfermeras de atención primaria del Área Básica de Salud de la zona realizaron encuestas a los adolescentes de 12 a 16 años en los centros. 


Las preguntas incluyeron diferentes variables, entre ellas, si fuman o no y si fuman en su entorno social (amigos, padres, profesores y hermanos).


RESULTADOS DEL ESTUDIO


Del total de la muestra, el 17,2% son fumadores, el 60,3% no lo son, y el 22,5% son alumnos que no fumaban en el momento de la encuesta, pero que lo habían probado alguna vez. En el grupo de fumadores, el 84,8% de sus mejores amigos fuman, y un 67,4% de son hijos de padres fumadores. 


Por el contrario, en el grupo no fumador, sólo el 3% de sus amigos fuman y el 46% tienen padres fumadores.


Según los autores del trabajo, los resultados de este estudio ponen de manifiesto que a pesar de que el consumo de tabaco en adolescentes decrece, todavía hay trabajo por hacer en la prevención tabáquica en las escuelas y quizás se necesitan nuevas estrategias de abordaje.


En los dos institutos donde se ha realizado el estudio, anualmente se realizan actividades preventivas, talleres y charlas sobre el tabaco, con el fin de sensibilizar al alumnado en los efectos nocivos que el tabaco tiene en la salud.


De hecho, el 94% de los adolescentes encuestados reconocen que reciben información tanto en la escuela como en casa, pero aun así todavía encontramos un 17% de chicos y chicas que deciden fumar. 


Los resultados de este estudio se presentan en el XIV Congreso que AIFICC celebra en Tarragona y donde también se analiza otros temas como la cronicidad, la atención y cuidado a la comunidad, la atención a la salud mental, y la promoción de la investigación en salud entre las enfermeras.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH