​La disfagia aumenta la probabilidad de mortalidad a los tres meses de sufrir un ictus

|

Ictus


Un estudio del equipo multidisciplinar del Consorci Sanitari del Maresme (CSdM) demuestra que las personas que han sufrido un ictus se recuperan antes y mejor gracias al tratamiento precoz de la disfagia, ha informado este viernes el CSdM en un comunicado.


El estudio concluye que la mortalidad de los pacientes post-ictus que sufren disfagia orofaríngea -dificultad para tragar- es de un 30%, mientras que la de los pacientes que no la padecen es inferior al 5%.


Según los investigadores, la disfagia es un factor de riesgo independiente por aumentar la mortalidad a los tres meses de sufrir el ictus, ocasionar complicaciones nutricionales, alargar la estada hospitalaria de los pacientes, requerir su ingreso en una residencia o sociosanitario y por empeorar la capacidad funcional.


Los autores del estudio, publicado en la revista 'Neurogastroenterology & Motility', afirman que estas complicaciones se pueden evitar con la detección sistemática y precoz de la disfagia y su intervención inmediata.


La muestra del estudio incluye 395 pacientes ingresados en el hospital de Mataró tras sufrir un ictus y su seguimiento durante tres meses, la muestra más grande analizada hasta el momento para estudiar la relación entre el ictus y la disfagia, de los cuales, un 45% presentaban esta patología como consecuencia del ictus.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH