Toma de posesión de los consellers con homenaje a los presos y huidos

|


Govern generalitat 020618 gene


La toma de posesión de los consellers del Govern de Quim Torra este sábado ha supuesto el levantamiento automático del artículo 155 de la Constitución y la recuperación del autogobierno por parte de la Generalitat tras 218 días de intervención.


El Gobierno activó el 155 el 27 de octubre tras la proclamación de independencia en el Parlament, especificando en su acuerdo que la intervención estaría vigente "hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno de la Generalitat".


Los más de 7 meses transcurridos desde entonces se han vivido de maneras antagónicas: los independentistas los califican como los más negros y tristes de la historia de la democracia, mientras que el Gobierno de Mariano Rajoy ha reivindicado que han servido para devolver la normalidad y la estabilidad a Catalunya.


En lo que sí coinciden el Gobierno de Rajoy y el soberanismo es en que el levantamiento del 155 se debería haber producido hace muchos meses y, más concretamente, tras las elecciones del 21 de diciembre.


El objetivo del Ejecutivo central era que tras los comicios se invistiera rápidamente a un presidente y un Govern "legales y efectivos", un objetivo que no concordaba con las reivindicaciones independentistas a favor de la restitución de Carles Puigdemont y su Ejecutivo.


JxCat y ERC han intentado hasta cuatro investiduras antes de llegar a la de Quim Torra: Carles Puigdemont, Jordi Turull y Jordi Sànchez en dos ocasiones, todas ellas truncadas por los tribunales.


Los dos grupos independentistas también han intentado restituir a parte del Govern de Puigdemont pero se han encontrado con el veto del Estado, que se ha negado a publicar los nombramientos para hacerlos oficiales hasta que en la lista no hubiera consellers presos ni en el extranjero.


TORRA A SÁNCHEZ



Torra ha ofrecido este sábado al nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, empezar un diálogo bilateral y sin límites: "Presidente Pedro Sánchez, hablemos, razonemos, tomemos riesgos usted y nosotros. Sentémonos en la misma mesa y negociemos de gobierno a gobierno".


También ha avisado de que el objetivo del Ejecutivo catalán será cumplir con "el mandato del 1 de octubre", es decir, avanzar hacia una Catalunya que sea Estado independiente en forma de República.


Con la toma de posesión del nuevo Govern, en que no hay exconsellers cesados que estén en la cárcel o en el extranjero, se pone fin a la vigencia del artículo 155 de la Constitución, que el Gobierno central aplicó hace 218 días para intervenir la autonomía catalana tras la declaración de la república en el Parlament.


REVERTIR LOS EFECTOS DEL 155


Así, el presidente Quim Torra ha anunciado que el nuevo Govern impulsará de inmediato un plan para "revertir" los efectos del artículo 155 y otro para recuperar las leyes sociales catalanas suspendidas por el Tribunal Constitucional (TC).


En el acto de toma de posesión de sus consellers, ha avanzado que estos dos planes serán los primeros que impulsará su Ejecutivo, que se reúne por primera vez este mismo sábado.


Ha defendido que trabajará para recuperar las leyes y medidas sociales suspendidas por el TC a instancias del Gobierno central, y lo hará porque "la república debe ser una garantía de derechos para todos, una herramienta de transformación para lograr el objetivo prioritario de garantizar los derechos sociales".


Este plan para resarcir las leyes catalanas se complementará con otro para reparar los efectos de la intervención de la autonomía catalana durante 218 días: "Hoy se acaba el 155, sin euforia, porque estamos muy lejos de donde querríamos estar".


AGRADECIMIENTO A LOS FUNCIONARIOS DE LA GENERALITAT


"Pondremos en marcha un plan de actuaciones para revertir las decisiones tomadas durante el periodo de suspensión de la democracia en Catalunya", ha dicho.


Y ha aprovechado su alusión al 155 para agradecer la labor "abnegada y constante" que han llevado a cabo los trabajadores públicos durante todo este tiempo de intervención por parte del Gobierno central.


LA REPÚBLICA, LA CASA DE TODOS


También ha señalado que "la república será la casa de todos y donde todos podrán sentirse en casa", y se ha comprometido a trabajar por el bienestar de los 7,5 millones de catalanes desde el republicanismo.


"Hemos de avanzar a paso constante, sereno y sonriente, pero siempre constante y sin dar ni un paso atrás", ha avisado tras haber reivindicado el mandato del 1-O.


Y ha citado a la fallecido escritora Montserrat Abelló para dirigirse a los asistentes y al conjunto de catalanes: "Estemos orgullosos de nuestro tiempo y no lo malversemos".


"Tenemos un mandato republicano y democrático que hemos de cumplir. Pongámonos manos a la obra", ha añadido aludiendo especialmente a sus consellers y antes de concluir su discurso con un 'Viva Catalunya libre'.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH