viernes, 22 de octubre de 2021

Bélgica se mete casi en octavos tras golear a Túnez (5-2)

|

Lukaku hazard belgica gettyimages

Lukaku y Hazard celebran un gol de Bélgica (Getty Images)


Bélgica sumó su segunda victoria (5-2) en el Mundial ante Túnez. Los belgas dan un paso de gigante para pasar a octavos en un gran partido y vuelve a confirmar que no vienen de paso a Rusia. Entre Lukaku y Hazard rompieron las alas a ‘Las Águilas del Cartago’ y confirman las buenas sensaciones del debut. El ariete del United empata como máximo goleador junto a Cristiano Ronaldo.


La crónica de Eurosport relata que Bélgica inició su camino en Rusia con un gran partido ante Panamá y se presentaba frente a Túnez para refrendar esas buenas sensaciones del debut. Y tan solo duró 6 minutos en refrendarlo. Eden Hazard se internó en el lateral del área y Maaloul lo derribó claramente y el del Chelsea no falló.


Posteriormente apareció Lukaku, una de las sensaciones del torneo que aprovechó una gran contra de su equipo y un pase maravilloso de Mertens para poner el 2-0 en el primer cuarto de hora de partido.


Como le pasó ante Inglaterra a Túnez le pesó un mal inicio, y se vio por debajo desde los primeros minutos. Y cuando peor lo tenía, como ante los ‘Pross’, respondieron a las mil maravillas primero con un gol de Bronn y luego creciéndose en el partido hasta casi conseguir empatar el encuentro.


Khazri se echó el equipo tunecino a las espaldas y le echaron casta para intentar recuperar la desventaja. Pero comenzaron los problemas en Túnez, ya que dos jugadores se lesionaron antes de que terminara la primera parte. A las ‘Águilas del Cartago’ le crecían los enanos que cuando finalizaba el primer tiempo vio como Lukaku ponía con más ventaja a los belgas tras un gran robo y una gran asistencia de Meunier.


El guion de la segunda parte cambió poco con respecto a la primera parte. Un encuentro loco en el que los tunecinos lo intentaban y los de Roberto Martínez salían a la contra de una forma esplendorosa.


La brecha seguía abriéndose y el 4-1 ya hizo demasiado daño a los tunecinos, mientras que los de Roberto Martínez seguían bordando el fútbol, aunque en el tramo final bajó un pistón y se dedicó a contemporizar el partido. Martínez, además, dio descanso a sus dos figuras pensando ya en la siguientes rondas. Un gol de Batshuayi y otro de Khazri cerraron definitivamente el partido en el descuento.


Victoria para ‘Los Diablos Rojos’ que lo siguen aupando al liderato en el Grupo G y mandan la patata caliente para Inglaterra que no pueden perder mañana ante Panamá.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH