miércoles, 30 de septiembre de 2020

Djokovic elimina a Nadal en las semifinales de Wimbledon tras un partido jugado en dos días

|

Djokovic y nadal wimbledon gettyimages

Djokovic y Nadal en Wimbledon (Getty Images)


Novak Djokovic se llevó un igualado partido de semifinales ante Rafa Nadal (6-4, 3-6, 7-6(9), 3-6 y 10-8), en un duelo que se tuvo que jugar en dos jornadas diferentes y que cayó del lado del serbio por mínimos detalles. El balear salió más enchufado en la reanudación y forzó el quinto set, que sin embargo, se equilibró de tal manera que tuvo un desenlace incierto durante todo momento.


Un nuevo partido. Tras 14 horas de interrupción, Nadal y Djokovic volvían a enfilar el pasillo de acceso al Centre Court, nuevamente con el techo cubierto, con el objetivo, uno de alargar el partido todo lo posible, y el otro, dar carpetazo al asunto y certificar el paso a la final. Pero las ganas y el ímpetu de Rafa en la reanudación pillaron por sorpresa al serbio, que se vio con un 0-3 en contra en el marcador, después de luchar lo indecible en el primer turno de saque del español, que duró hasta 15 minutos.


Según relata la crónica de ‘Eurosport’, la profundidad en los golpes de Nadal le daban una cierta ventaja en los peloteos largos, que eran más abundantes que en el inicio de partido en la jornada del viernes. La intensidad subía por momentos y Djokovic reaccionaba con una rotura que ponía más salsa si cabe a la resolución de la cuarta manga. Reaccionó nuevamente el español, que mandaba el duelo al quinto y definitivo set.


La tensión se instauró en el Centre Court del All England Club, y cada mínimo error era aprovechado por cada uno de los rivales para meter presión al contrario. Nadie era capaz de romper la hegemonía de los servicios, y tanto Rafa como Novak, demostraban que es en los momentos difíciles cuando son capaces de desarrollar su mejor juego. A pesar de ello no era capaz de romperse una igualada que solamente Djokovic supo como resolver.


Con la grada entregada a la causa, y subiendo hasta límites insospechados el nivel, en uno de los mejores partidos de lo que llevamos de año. La moneda fue lanzada al aire y terminó cayendo del lado de Djokovic, pero podría haber sido de cualquiera de los dos lados. Nadal no terminó de arrojar la toalla, pero un 0-40 con su servicio le condenó. Llegó el break y la victoria para 'Nole', pero lo que sí que ganó fue el tenis. El mejor nivel del serbio ha vuelto.


UN PARTIDO IGUALADO


La semifinal entre Kevin Anderson y John Isner había hecho esperar a Rafa Nadal y Novak Djokovic, que empezaron con retraso pero con una gran intensidad en la Centre Court. El serbio presionaba de lo lindo al resto ante el número uno mundial, que no terminaba de ver claro la táctica para hacer daño a un tenista, que había demostrado durante las dos semanas de torneo que volvía a estar cerca del estilo de juego que durante varios años le mantenía intratable en la cima del ránking mundial.


‘Nole’ no bajaba la guardia al resto y terminaba encontrado el justo premio en una rotura (4-3), ante la que poco o nada podía hacer el español, algo cabizbajo ante el auténtico muro que construía Djokovic en su lado de la pista. La noche empezaba a apoderarse de Londres, y con la cubierta completamente extendida, Nadal tenía que afrontar una semifinal con un set abajo, pero ni mucho menos estaba todo perdido (6-4).


Tuvo que luchar lo indecible y hasta encadenó dos roturas a favor, por una en contra, en una segunda manga donde empezó a ver alguna fisura en el tenis de Djokovic. Llegaban más fallos de la cuenta, y la derecha paralela de Nadal aparecía en escena para comenzar a mover con mayor propiedad al serbio. El partido se igualaba en los peloteos desde el fondo de la pista y era Rafa el que sabía defender las oportunidades de break de su rival.


Con una rotura a favor todavía tuvo que sufrir en el último juego de la manga, de cara a poder empatar un marcador, en un partido que se había igualado completamente en tenis en ambos lados de la Centre Court. Dos bolas de break salvadas y el aliento del público que quería más, aunque el espectáculo estaba completamente servido (3-6).


La tercera manga dejó claro que la igualdad iba a ser la tónica hasta que se diera por concluida la jornada al llegar a las 23:00 (hora local). Nadal se mostraba mucho más cómodo desde el fondo de la pista y subía con criterio a la red, mientras que Djokovic no se resentía de haber cedido el segundo set demostrando su buen nivel de juego.


Con todo ello, el desempate dictó sentencia, sin que Nadal pudiera cerrarlo al desaprovechar tres bolas de set. No regalaba tanto Djokovic, que se aprovechaba de un fallo del español en la red para dormir con ventaja de dos sets a uno (7-6(9)).

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH