La CUP quiere que solamente los empadronados en Barcelona puedan usar la T-10

|

Metro8 1


El grupo municipal de la CUP-Capgirem Barcelona presentará en el pleno del próximo viernes un conjunto de medidas para combatir la masificación turística. Una de ellas es restringir el uso de la T-10 únicamente a los vecinos empadronados en la capital catalana.


Actualmente, la T-10 es una tarjeta de uso multipersonal y el abono más comprado por los barceloneses. Además, es un abono muy usado por los visitantes extranjeros que pasan unos días en la ciudad.


Las redes sociales se han llenado de comentarios en contra de la propuesta de la CUP:




Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH