jueves, 12 de diciembre de 2019

Torra i Puigdemont aplauden la disolución del PDeCAT en la Crida Nacional tras la dimisión de Pascal

|

Puigdemont y torra ep

Carles Puigdemont y Quim Torra (Europa Press)


El presidente de la Generalitat, Quim Torra, acudirá este domingo a la clausura de la Asamblea Nacional del PDeCAT, tras la renuncia de la coordinadora nacional, Marta Pascal, a liderar de nuevo el partido, han explicado fuentes de la formación a Europa Press.


Las mismas fuentes apuntan a que no se descarta una intervención por vídeo del expresidente Carles Puigdemont, aunque todavía no se sabe si la intervención será en directo o grabada, apuntan las mismas fuentes.


A mediados de semana, Torra estaba en la convocatoria de la inauguración del Congreso del partido, pero el mismo viernes, día del inicio del cónclave, se cayó de la convocatoria; sin embargo, tras la decisión de Pascal, la situación ha cambiado.


EL PACTO DE LLEDONERS


La coordinadora nacional del PDeCAT ha pactado con los críticos del partido no presentar una candidatura para liderar la nueva ejecutiva si los miembros de su Ejecutiva son incluidos en la nueva cúpula, según explican fuentes cercanas a Pascal.


Las mismas fuentes concretan que de los doce miembros de la ejecutiva saliente habrá dos que no repetirán porque ya habían decidido no hacerlo: Lluís Font y Meritxell Ruiz; pero que estos dos miembros serán sustituidos por otros afines a Pascal.


Esta negociación viene de largo pero se acaba de fraguar en los últimos días, cuando, el jueves, el excoordinador de régimen interno de CDC, Francesc Sánchez, visitó a los dirigentes del PDeCAT en la prisión de Lledoners, que le piden que le traslade a Pascal una propuesta, que las mismas fuentes aseguran que viene fijada desde Alemania, donde se encuentra el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.


La propuesta fija a Joan Ramón Casals como presidente, a Miriam Nogueras como vicepresidenta y a una ejecutiva de 20 miembros alineados con Puigdemont con la voluntad de "diluir" el partido en el nuevo proyecto del expresidente, La Crida Nacional per la República, según las mismas fuentes.


Pascal, que no reconoce a Francesc Sànchez como interlocutor para negociar por ella, visita el viernes a los presos y mantienen en Lledoners una reunión con Josep Rull y una conversación corta con Jordi Sànchez, y le traslada al primero su propuesta.


El coordinador de organización de su equipo, David Bonvehí, sería presidente del partido, Nogueras sería vicepresidenta y ella se mantendría al frente de la dirección con el cargo de secretaria general, algo que aseguran que Rull vio con buenos ojos.


LA PROPUESTA DE PUIGDEMONT


Fuentes de los críticos afirman que en la propuesta desde Alemania ya se contaba con Bonvehí para presidir el partido, por lo que el nombre del coordinador se convertía en una figura de consenso.


Sin embargo, las fuentes del entorno de Pascal explican que Alemania rechazó la propuesta de Pascal directamente porque "no querían que ella estuviera al frente de la ejecutiva" sino como una más en la dirección, que se está negociando en la Assemblea Nacional del PDeCAT de este fin de semana y que tendrá entre 20 y 30 miembros.


Pascal indagó en los motivos de su veto y no encontró respuesta ni si quiera de Puigdemont, al que interpeló en varias ocasiones sin recibir contestación.


Fue finalmente un "intermediario" quien le explicó que al expresidente no le había gustado que el PDeCAT bajo su mando hubiera apoyado la moción de censura del PSOE para echar de Moncloa a Mariano Rajoy, algo que Puigdemont no quería, según las mismas fuentes.


DISOLUCIÓN DEL PDeCAT EN LA CRIDA A CONSULTA


Una de las cosas que Pascal ha querido dejar cerradas antes de su marcha es que la eventual disolución del partido en la Crida Nacional se someta a consulta.


Puigdemont anunció el lunes una convención constituyente en octubre para definir si su proyecto se transformaba en un partido y, los afines a Pascal buscan que si sus siglas se diluyen en él sea porque la militancia lo decide.


Las mismas fuentes aseguran cuando CDC se disolvió para alumbrar el PDeCAT más de un 35% de la militancia se opuso, e intuyen que volver a repetir una operación similar sumará detractores.


También apuntan a que varios miembros del partido han decidido darse de baja tras la decisión de Pascal de retirarse de la pugna por la dirección y que la coordinadora trabajará para que no dejen el partido por ese motivo.


Este domingo se celebra la votación para escoger la nueva dirección y ya han trascendido algunos de los nombres que se perfilan para acabar de llenar los puestos de la dirección, como los de los consellers Damià Calvet y Miquel Buch.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH