4 claves para dejar atrás la depresión postvacacional

|

Verano


Acaba agosto y con él las vacaciones de verano, ya que sigue siendo el mes por excelencia para tomarse un respiro en el trabajo. Septiembre suena a la vuelta al cole, más gastos, volver a trabajar y a esperar casi otro año para volver a viajar, descansar o aquello que uno prefiera.


¿Quién no ha mirado ya cuál es el siguiente puente para hacer una escapada? ¿O cómo caen las Navidades este año? Mientras, toca madrugar y decir adiós a los días de playa, montaña, mar, turismo rural o lo que cada uno haya elegido.


El concepto de depresión postvacacional existe. Es un trastorno real que, aunque no es grave, puede producir falta de energía, ansiedad, déficit de concentración o tristeza.


Pero volver al trabajo no necesariamente debe ser tan duro. Los expertos de WowTrip proponen algunos consejos para superar este bache y hacer que el conjunto del año tenga un poco de esas apreciadas vacaciones.


DUERME BIEN


Sí, no es lo mismo dormir en tu casa que en un hotel de lujo, o en una casita con encanto escuchando de fondo las olas del mar, pero, los expertos coinciden en que para poder reengancharte al ritmo de la rutina, es fundamental darle protagonismo al descanso. 


Hay que volver a acostumbrar al cuerpo para que no sea tan costoso madrugar y poner de nuevo a funcionar la cabeza, así que ponte una hora límite para ir a la cama y cumple el horario que te has propuesto para que los lunes, sean menos lunes.



Dormir


HIDRÁTATE Y CUIDA LA DIETA


Después de los excesos de las vacaciones, que has cometido sí o sí, hay que reengancharse al día a día con un mimo extra a tu cuerpo. Los kilitos de más se acumulan con los antojos vacacionales que nos hemos regalado: chocolate belga, pasteles de belén, cerveza alemana, quesos de Francia, pizza y pasta italiana, desayunos extra de los hoteles, etc. No es que te pongas a dieta y de pronto te quites todo, pero recuerda introducir en tu menú verduras, ensaladas (que aún estamos a tiempo), pescados, y todo tipo de complementos equilibrados reduciendo la ingesta de alcohol y de dulces o grasas. 


El cuerpo lo agradecerá y la mente estará más despejada. Sabemos además que en septiembre, los gimnasios se llenan, pero no está de más que entre tus objetivos esté hacer un poco de ejercicio y mantenerte en forma. Ya sabes, mens sana in corpore sano.


LISTA DE OBJETIVOS


Una buena forma de motivarte es hacerte con tu libreta o tu agenda de objetivos y establecerte un tiempo para cumplirlos. ¿Te gustaría empezar a cocinar sushi? ¿Quieres estudiar un nuevo idioma? ¿Estás pensando en hacer teatro? Siempre estás a tiempo de aprender algo nuevo, así que, ponte a ello. 


No hay mejor manera de "volver al cole" que motivándote con algo nuevo que hacer. Esto te ayudará a no llevarte trabajo a casa, rendir más en tu jornada laboral, conocer gente, y, en consecuencia, estar más motivado en tu día a día. Establécete unas pautas que sean "reales" (no esperes correr la maratón de Nueva York el mes que viene si en un sprint de 20 metros te quedas sin aliento) y vete a por ello. Lo más importante, que continúes disfrutando. 


Viajar


APROVECHA EL FIN DE SEMANA


Siempre nos quedará… el fin de semana: Si bien la vuelta al trabajo es dura, normalmente los fines de semana quedan para descansar y renovar las energías que consumimos a diario. Proponte aprovechar el finde con planes que te animen a llegar al lunes con más energía y buenas sensaciones.


Puedes desquitarte esta cuesta de septiembre con una escapadita a alguna ciudad europea haciendo tu maleta y dejándote sorprender por el destino que está aguardando tu llegada. Si señalas en el calendario algún finde especial, tu día a día se hará más corto y si es con destino sorpresa, mejor que mejor. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH