Un empleado de Unipost dió el 'chivatazo' a la Guardia Civil para requisar miles de tarjetas censales del 1-O

|

Unipost1 51369 2


Un empleado de Unipost dió el 'chivatazo' a la Guardia Civil para requisar unas 45.000 tarjetas censales que el Govern pensaba usar para celebrar el referéndum ilegal del 1-O.


El hombre, que no dió su nombre a la Benemérita, se identificó como "responsable de Unipost", y llamó al cuartel de la Guardia Civil en Barcelona para advertir de que en la central de la empresa en L'Hospitalet de Llobregat esperaba recibir esa misma madrugada un envío de 15.000 sobres certificados para su distribución inmediata con acuse de recibo cuyo remitente sería la Generalitat.


El informante también contó a los agentes que dos días después se esperaba la llegada a la misma central de 3,5 millones de sobres para reparto ordinario cuyo remitente sería la Generalitat y que contendrían tarjetas censales para el referéndum.


Según pudo comprobar la Guardia Civil, Unipost, presidida por Antón Raventós, estaba vinculada a la Generalitat porque era una de las adjudicatarias que se encargaban del correo postal de este organismo. 


De hecho, la empresa ya fue llamada a declarar por su participación en el suministro de material electoral en la consulta del 9 de noviembre sobre la independencia de Catalunya.


Ante la posibilidad de que estuviera "colaborando, como ya hizo en la consulta popular del 9-N", en el suministro de "material de propaganda" de la Generalitat para la celebración del referéndum ilegal de octubre, la Guardia Civil consideró necesario inspeccionar media docena de sedes de Unipost.


Allí los agentes observaron varios palés con diferentes cajas en las que había "una ingente cantidad de sobres de color blanco", indicaciones para diversas poblaciones de toda Catalunya y diversas numeraciones. 


Externamente, los sobres presentaban impresa la inscripción 'Generalitat de Catalunya' y tenían ya puesta la dirección de la persona física a la que debían enviarse.


Un juzgado de Terrassa autorizó intervenir los sobres y abrir una muestra para confirmar las sospechas de su contenido, aunque no dio permiso para entrar y registrar las dependencias de Unipost en la localidad.


En total, los agentes intervinieron 43.429 sobres y en la muestra que abrieron encontraron un folio dirigido a una persona física a la que se le nombraba miembro de una mesa electoral.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH