El sistema público de Salud en Catalunya resiste gracias a la sanidad privada

|

Sanidad 1 2


El deterioro de la sanidad pública en Catalunya de los últimos años es más que evidente y son cada vez más los que recurren a la privada.


La Generalitat de Catalunya convocaron el miércoles 19 de septiembre una reunión entre todos los profesionales implicados: entidades, colegios, universidades, en el que intentaron encontrar una solución a un problema del que los profesionales sanitarios vienen avisando desde hace tiempo.


Los profesionales de la Sanidad pública hace años que muestran sus protestas y malestar por los recortes. Con el Gobierno de  Zapatero se redujeron en 2010 un 5% de los salarios públicos ; en 2011 Artur Mas etableció un brutal recorte que "transformó la precariedad en normal"; Mariano Rajoy suprimió una paga en 2012; Artur Mas, una paga en 2013 y en 2014, y otros recortes como que el ICS siga pagando a sus profesionales de 8 hospitales y más de 400 centros de primaria solo la mitad de las retribuciones por objetivos.


Catalunya está a la cabeza en los recortes de sanidad 


LAS LISTAS DE ESPERA


Las listas de espera son otros de los aspectos que evidencia el deterioro de la sanidad pública en Catalunya. Estas se sitúan en 148 días de espera para cirugías y de 98 días para consultas del especialista. Se trata de un problema que repercute directamente en el ciudadano, una vez más afectado por la falta de inversión por parte del sistema nacional de salud.


La sanidad privada se perfila como aliada para evitar el continuo deterioro de la sanidad catalana.


Respecto al número de asegurados y volumen de primas, Catalunya ha experimentado un crecimiento anual del 2% en el número de asegurados y del 4,4% en el volumen de primas en el periodo 2013-2016, lo que representa el 22.9% del mercado nacional en volumen de primas, liberando recursos de la sanidad pública. Se estima que el aseguramiento sanitario privado ahorra al Sistema entre 553 y 1.203 euros por paciente al año, es decir entre 1.005 y 2.250 millones en Catalunya.


La privada asume una de cada tres hospitalizaciones.


En lo que a hospitales privados se refiere, Catalunya cuenta con el 33% del total de hospitales (147) y el 38% de las camas (19.258), siendo la comunidad con mayor número de hospitales y camas privadas (+26% por encima, aunque incluyen los que están integrados en la Red Hospitalaria de Utilización Pública).


La privada asume una de cada cuatro operaciones.


Además, en los hospitales privados se lleva a cabo una importante actividad asistencial: el 25% de las intervenciones quirúrgicas, el 22,4% de las hospitalizaciones, el 19,5% de las urgencias y el 15,7% de las consultas.


Quiru00f3fano


Catalunya es la segunda comunidad con mayor presencia de profesionales de la salud en el sector sanitario privado, con 41.922 empleados entre médicos, enfermeros y otros profesionales.


Además, según el último Barómetro de la Sanidad Privada 2017 en Catalunya, el nivel de satisfacción de la sanidad privada se sitúa en un 85% frente al 41% de la pública, algo que va a en aumento cada año en esta comunidad. Los servicios más utilizados por los catalanes son las consultas a especialistas y las pruebas diagnósticas, utilizados casi 4 veces al año.


La puntuación media de los catalanes a la sanidad privada supera el notable.


Los catalanes valoran de la sanidad privada la brevedad en la obtención de los resultados de las pruebas diagnósticas, la facilidad para concertar una cita, el confort de las instalaciones, el trato recibido por todo el personal sanitario, la información recibida sobre la enfermedad y tratamiento a seguir; y la posibilidad de elección del especialista y centro.


Otro de los aspectos más valorados por los catalanes es el tiempo de espera. En la sanidad privada es casi 7 veces menor que el de la pública para la realización de pruebas diagnósticas, entorno a 2 veces menor para la obtención de los resultados; y más de 5 veces menos para la realización de operaciones quirúrgicas.


La adquisición de equipos punteros y de tecnología de última generación es un aspecto clave para el sector sanitario privado, procurando una asistencia sanitaria más eficiente y de mejor calidad. 


Catalunya está a la cabeza de las CCAA en cuanto a porcentaje de equipos de alta tecnología en hospitales privados (59%) frente a los hospitales públicos (41%), que dan respuesta a la falta de inversión y obsolescencia tecnológica a la que se enfrenta la sanidad pública catalana.


En lo que se refiere a la investigación e inversión en centros de investigación, el sector sanitario privado apuesta por la formación de los profesionales sanitarios que trabajan en el sector con el fin de procurar una atención sanitaria orientada a la excelencia. 


El 20% de los hospitales privados universitarios se encuentran en Catalunya y 19.8% de las plazas de formación en especialidades en centros privados, se encuentran en esta comunidad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH