Piden investigar el tercer caso de suicidio de una presa en régimen de aislamiento en Brians I

|

Prisión brians 1 05102018


La familia de una interna que se suicidó en agosto en la cárcel Brians 1, en Barcelona, ha pedido que se realice una segunda autopsia que confirme la causa de la muerte.


El motivo es que detectaron heridas en su cara que no aparecen en el informe médico forense, ha informado el abogado de la familia, Andrés García.


Un juzgado de Barcelona abrió una investigación de oficio a raíz de la muerte y se practicó una primera autopsia que determinó que la causa había sido un suicidio.


La familia se personó en el procedimiento y reclama realizar más investigaciones para dilucidar si hay algún indicio delictivo por acción u omisión.


La muerte de esta presa ha tenido lugar después de que hayan pasado uno y tres años del fallecimiento de otras dos reclusas en régimen de aislamiento en la misma prisión.


La interna, de 20 años, llevaba nueve meses en prisión preventiva. En el momento de su muerte, el 5 de agosto, estaba en el módulo de aislamiento penitenciario, y el abogado reclama que se aporte a la investigación los informes médicos, disciplinarios y una segunda autopsia, así como las fotografías que se hicieron del cadáver, para descartar cualquier indicio criminal.


El Juzgado ha rechazado practicar todas estas diligencias porque considera que, de la autopsia provisional del forense, "no se desprenden indicios de la comisión de delito".


Ante esta decisión, la familia ha presentado un recurso de apelación para que se admitan las pruebas solicitadas y en el que se solicita que se congele el cadáver en el Instituto de Medicina Legal.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH