miércoles, 13 de noviembre de 2019

Messi estará tres semanas de baja por fractura del radio del brazo derecho

|

Messi lesionado 201018


El servicio médico del Barça lo ha confirmado en un escueto comunicado: "Las pruebas realizadas al jugador del primer equipo Leo Messi han confirmado que tiene una fractura en el radio del brazo derecho. El tiempo aproximado de baja es de tres semanas"


Así, Leo Messi no estará a punto para la visita del Real Madrid al Camp Nou, el próximo domingo. Tampoco podrá jugar contra el Inter de Milán este miércoles en Champions, ni el partido de ida de Copa del Rey contra el Cultural Leonesa, ni contra el Rayo Vallecano, ni la cuarta jornada de Champions contra el Inter de nuevo ni el Barça-Betis del 11 de noviembre.


EL BARÇA RECUPERA EL LIDERATO ANTE EL SEVILLA (4-2)


El Barcelona se impone al Sevilla por 4-2 tras un partido marcado por la estelar actuación de Leo Messi y su posterior lesión. Un gol de Luis Suárez mediada la segunda parte encarriló un envite en el que los sevillistas pudieron hacer algo más para defender un liderato que han perdido en favor del equipo azulgrana. Sarabia, Rakitić y Muriel se unieron al festival de goles en los últimos minutos.


Leo Messi estuvo en el campo quince minutos. Pero qué quince minutos. Dio una asistencia de gol, generó una ocasión clarísima y marcó el segundo de los azulgranas. Y entonces, llegó la lesión. En el minuto 16 y en un lance fortuito con Franco Vázquez se lesionó en el codo derecho. Pese a los esfuerzos del cuerpo médico para que el argentino continuara en el césped -le vendaron el brazo en la banda para que intentara seguir- acabó siendo sustituido.


Por eso todo empieza y acaba en Messi. El Barcelona saltó al campo arrollando a su rival. Con mando y autoridad. Con un juego alegre y vertical que desarboló al equipo revelación de la temporada en apenas 15 minutos juego. El argentino soltó dos zarpazos y puso al líder a sus pies ante el regocijo de una grada entregada a la causa. Pero no iba a ser la noche de Messi. Una inoportuna lesión del de Rosario lo cambió todo. El partido quedó anestesiado, como sorprendido ante la fatalidad.


El Barcelona se encogió y el Sevilla permaneció impertérrito y perplejo, incapaz de reconocer su suerte. Tardaron los de Pablo Machín en despertar. Primero tomaron la manija del centro del campo, y pese a no generar demasiadas ocasiones, empezaron a crear peligro gracias a un Jesús Navas en estado de gracia; mientras el Barcelona se encomendó a la velocidad de Ousmane Dembélé y a tiros lejanos de Coutinho. Pero el camino que tomaría el partido no lo decidió ninguno de ellos. Fue Luis Suárez, en una arrancada feroz y con los ojos clavados en la portería visitante. El uruguayo se lanzó en una carrera eléctrica que acabó en penalti. El mismo lo transformó para dar por finiquitado un partido en el que la sombra de Messi fue más alargada que nunca. Sarabia, Rakitic y Muriel se dieron un festín de goles ya intranscendentes en los últimos minutos del envite.


Tras la derrota del Real Madrid y el empate del Atlético de Madrid, la transcendencia del envite cobraba más valor del esperado. Al liderato que toma el Barça en esta novena jornada de Liga hay que sumarle la distancia que ganan los azulgranas ante sus grandes rivales al título liguero. Domingo redondo para los culés.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH