TMB descarta retirar 38 convoys del Metro que contienen amianto

|

Metro bcn


No los van a retirar. Así de contundente ha sido el consejero delegado de TMB, Enrique Cañas, cuando ha admitido que un total de 38 convoyes del Metro de Barcelona están pintados con una pintura que contiene materiales derivados del amianto. Desde la entidad aseguran que estas pinturas no desprenden ningún tipo de material y que además las zonas pintadas no están en zonas a las que tengan acceso ni los pasajeros ni los trabajadores.


Aún así, TMB ha presentado un plan para limpiar de amianto estos trenes que durará entre tres y cuatro años, pero en este tiempo los convoyes seguirán circulando. Algo extraño cuando se ha presentado un detallado plan para que "ningún elemento que tenga amianto", subraya Cañas.


Además, la entidad ha anunciado que los trabajadores que a lo largo de su vida laboral en Metro hubieran podido estar expuestos a fibras de amianto siguen un programa de vigilancia de la salud, tal como marca el protocolo del Ministerio de Sanidad. Lo que hace pensar que sí existen riesgos.


De hecho, hay varias medidas que siguen los trabajadores del Metro. "Hasta ahora siguen este programa de vigilancia 185 trabajadores en activo", afirman y admiten que esta cifra "aumentará con los colectivos que el Comité de Seguridad y Salud ha acordado incorporar".


TMB indica también que "los trabajadores jubilados incluidos en este programa (hasta ahora 89), tal como indica la normativa, han sido derivados al sistema público de salud para continuar realizando una vigilancia de la salud postocupacional". Aún así recuerdan, que "desde que se está desarrollando el programa, no se ha diagnosticado ningún caso de asbestosis pulmonar, mesotelioma pleural, ni cáncer de pulmón o de mediastino entre las personas participantes que trabajan en Metro".


ESTUDIOS EN OTROS TRENES


TMB empezó en septiembre a analizar una pintura bituminosa antiruido que reviste cajas metálicas de trenes de las series 3000, 4000 y 2000 después de que se detectara en el Metro de Madrid, y una parte de las muestras ha revelado la presencia de una baja proporción -del 5% al 10%- de crisólito, una variante del amianto.


Este material, que no desprende fibras y no es peligroso para las personas si está bien conservado, se ha detectado por el momento en 38 coches de Metro -hasta ahora se han analizado 109 y faltan un centenar más-, y no se había detectado porque hasta el momento no se había buscado amianto en las pinturas ya que no se conocía esta posibilidad.


Los coches en que se detecta este material se marcan para que no se realice ninguna actuación de mantenimiento que pueda alterar la pintura y provocar la emisión de fibras, y se valorará si hacen falta actuaciones de retirada o encapsulamiento -que impidan que se pueda tocar el material- de esta pintura.


Los trenes afectados fueron fabricados en la segunda mitad de la década de 1980 y por su antigüedad son los primeros que serán renovados, algo que se prevé en como máximo cuatro años -comprar trenes no es un proceso rápido, han resaltado-, por lo que ya estaba previsto retirarlos antes de hallar el variante del amianto, según Cañas, aunque mientras tanto no serán retirados.


TMB hará un segundo análisis en los coches en que los resultados han dado negativo, para reconfirmar la ausencia de amianto, y ha iniciado un plan para detectar otros elementos que puedan contener este material, mediante un inventario exhaustivo que está realizando una empresa especializada tanto en la red de transporte como en las dependencias y en todos los vehículos.


Cañas ha resaltado que, además de retirar los trenes, prevén retirar este máximo de cuatro años todos los elementos de amianto -como planchas de fibrocemento en la estación de la Verneda, que se sustituirán los primeros meses de 2019- que puedan detectarse con este inventario que se está realizando.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH