El sector de la automoción critica con dureza el plan para acabar con los vehículos contaminantes en 2040

|

Coches Barcelona


El director general de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), José Portilla, ha lamentado este martes que el Gobierno español plantee la prohibición de la matriculación de vehículos que emitan dióxido de carbono (CO2) más allá de 2040: "No ayuda a una transición ordenada".


En declaraciones a los medios en el marco de la primera jornada del XXXIII Encuentro del Sector de Automoción organizado por Iese, celebrada este martes, Portilla ha pedido "mucha prudencia a la administración con este tipo de anuncios".


Cree que para llegar a una movilidad sostenible, la administración debería en primer lugar permitir generar ingresos a las empresas que están fabricando componentes para estos motores de combustión.


"Si no les dejas ahora generar dinero y con esos ingresos ir cambiando una línea o dos cada año, no se va a poder hacer esa transición", ha señalado, y ha puesto de ejemplo el caso de una empresa que tenga 20 líneas de cigüeñales para motor y deba ir adaptando sus procesos al vehículo eléctrico.


NEUTRALIDAD TECNOLÓGICA


En este sentido, ha defendido la neutralidad tecnológica y ha abogado por seguir trabajando en mejorar la eficiencia de los motores de combustión interna, tanto de gasolina como de diésel: "Son los clientes los que van a decidir al final en función de sus propias necesidades de movilidad la tecnología que mejor se adapte".


Asimismo, ha asegurado que apuestan por sacar del mercado los vehículos diésel y gasolina de más de 12, 13 y 14 años, que son los que "verdaderamente están contaminando de una manera importante las ciudades", junto con planes de incentivos para la introducción de vehículos más limpios.


LOS CONCESIONARIOS TAMBIÉN LO CRITICAN


El presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Gerardo Pérez, ha calificado de "jarro de agua fría" para el sector la prohibición de coches de combustión para 2040 que planea el Gobierno español tras las propuestas presentadas por las patronales en la Mesa de Movilidad Sostenible.


Pérez criticado las medidas contra el diésel emprendidas desde la administración desde el 'diéselgate': "El principal perjudicado es el ciudadano".


Pérez ha asegurado que el cliente está indignado y desconcertado, y que el 'diéselgate' en vez de atacar el problema lo ha extendido en todo el mercado diésel: "Que esto sirva como coartada para una subida impositiva pone en compromiso el sector".


"No hemos sido capaces de trasladar la indignación absoluta que tiene el cliente que eligió una tecnología primada por los Gobiernos", ha explicado, en referencia a los clientes que compraron recientemente un coche diésel y los que ahora no saben qué comprar, y que explica el freno de las ventas, en sus palabras.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH