Crean una cooperativa de personas con discapacidad para recuperar 10 quioscos

|

Quiosco


El Ayuntamiento de Barcelona ha impulsado una cooperativa de personas con discapacidad para recuperar la actividad en diez quioscos en desuso, en un plan piloto que tiene como objetivo analizar el modelo de futuro de los quioscos y lograr una mayor inserción laboral de este colectivo.


En declaraciones a la prensa este lunes, la teniente de alcalde de Derechos Sociales de Barcelona, Laia Ortiz, y la comisionada de Salud, Gemma Tarafa, han detallado que el Institut Municipal de Persones amb Discapacitat (IMPD) ya han seleccionado a 25 personas, que recibirán formación y asesoramiento durante seis meses.


Los quioscos de la cooperativa podrán proveer otros servicios, además de la venta de prensa y revistas, como el intercambio de libros, punto wifi y de recarga de móviles, punto de información municipal y de actividades de entidades sociales, distribución de paquetería o venta de lotería, entre otros.


"Confiamos en las capacidades de todas las personas", ha asegurado Ortiz, que ha dicho que la nueva cooperativa se constituirá como una empresa de inserción laboral, por lo que debe tener como mínimo el 30% de su plantilla en riesgo de exclusión social, y ha afirmado que los diez quioscos se cederán durante tres años para este piloto.


La concejal ha recordado que en Barcelona hay 60.000 personas con discapacidad en edad de trabajar -entre 16 y 65 años-, y ha afirmado que sólo el 36% busca trabajo y sólo el 25% de ellos tiene, y también ha subrayado que existe discriminación hacia ellos en el mercado laboral: "Cobran un 25% menos", ha insistido Ortiz.


Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el Ayuntamiento ha detallado que la contratación de personas con discapacidad es de aproximadamente un 1% del total de contratos, y el 90% de ellos son temporales, por lo que el Gobierno municipal insta a crear más y mejores oportunidades laborales.


La capital catalana tiene 338 quioscos -285 adjudicados y 53 vacantes- con un plazo de concesión que acaba en septiembre de 2030, y el consistorio ha calculado que los quioscos activos tienen unos beneficios de 4.000 euro al año de media e ingresos por publicad de 8.800 euros anuales.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH