Borrell achaca la debacle del PSOE a la situación en Catalunya

|

Josep borrell silencio ep


El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha admitido que los resultados de las elecciones en Andalucía "no han sido buenos" para el PSOE, en los que han influido "muchos factores", entre ellos "la situación en Catalunya", pero ha insistido en que no hay que buscar "culpables" sino "soluciones".


"Ciertamente no han sido buenas para el Partido Socialista. Seguramente han confluido muchos factores. No me centraría en los aspectos personales", ha dicho Borrell en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión con sus homólogos de la OTAN, al ser preguntado si cree que la caída del PSOE se debe a Susana Díaz o es compartida con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.


Borrell ha considerado que "la situación en Catalunya" ha pesado en los resultados en Andalucía, aunque ha rechazado, con un categórico "no", que la caída del PSOE se haya debido al apoyo de las fuerzas independentistas al Gobierno en el Congreso.


Y ha insistido en que "más que buscar culpables lo que hay que buscar son soluciones", admitiendo que "no parece que va a ser fácil" formar Gobierno ahora.


"Pero no podemos ignorar que existe hoy en España una dificultad política importante que afecta a toda la vida del país, en todas sus manifestaciones, también en las elecciones automáticas", ha remachado.


Borrell ha incidido en que el resultado de las elecciones andaluzas "hay que leerlo en una clave que trasciende las elecciones autonómicas" y además de "la situación en Catalunya" también ha influido, en su opinión, "los problemas de tipo migratorio".


LO MÁS RELEVANTE, LA EMERGENCIA DE VOX


En todo caso, "lo más relevante" de los resultados, en su opinión, "es la emergencia en España de un partido político del que habíamos dicho que no teníamos", "movimientos populistas, xenófobos, con actitudes antiinmigración, que cuestionaban el orden constitucional de una manera clara".


"En España no teníamos formaciones del tipo Le Pen, Salvini, Orban, hay otros en Alemania. [...] Ahora los tenemos o empezamos a tenerlos", ha alertado, si bien ha rechazado entrar en "adjetivos" o "subjuntivos" al ser preguntado si ven a Vox como una formación fascista o de ultraderecha. "Todo el mundo los puede calificar como quiera", ha remachado, para después ironizar: "No hay más que ver quién le ha felicitado inmediatamente tras su triunfo".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH