Borrell dice que el día 21 será la "prueba del algodón" de los Mossos

|

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha afirmado que el 21 de diciembre, día en que el Consejo de Ministros se reunirá en Barcelona, será "la prueba del algodón" para saber si surten efecto las advertencias del Gobierno y los Mossos d'Esquadra ejercen su responsabilidad, sobre todo "si el que manda en las fuerzas encargadas del orden público les deja cumplir con su misión y la cumplen".


Así lo ha afirmado durante una comparecencia en la Comisión Mixta Congreso-Senado para la UE, en la que ha defendido que el Gobierno de Pedro Sánchez ha dado "una respuesta absolutamente clara y contundente" a los problemas de orden público en Catalunya. Es más, se ha mostrado convencido de que la advertencia del Gobierno "surtirá efecto" y ha añadido que "la prueba del algodón" será el día 21.


Josep borrell silencio ep


Borrell ha discrepado del diputado de Ciudadanos Fernando Maura en que se pueda calificar a los CDR de "comandos revolucionarios", y los ha tildado de "alborotadores que alteran orden público merecen toda la condena". Además, ha dejado claro que no cree que un corte de tráfico, "con ser grave", sea motivo para aplicar el artículo 155 de la Constitución.


Eso sí, ha dicho compartir con Maura lo grave que sería una "hipotética cronificación de las alteraciones del orden público en Catalunya", cosa para lo que "no hace falta mucha gente", sobre todo si la policía responsable no actúa y su jefe la "riñe" por hacerlo. "Eso es lo disparatado de lo que ha pasado", ha dicho.


Borrell se ha expresado así después de que el diputado naranja le advirtiera de que, si no ve la gravedad de lo que ocurre, tal vez es porque está "administrándose una excesiva dosis de ibuprofeno", en alusión a la metáfora que el propio ministro ha usado para explicar los esfuerzos del Gobierno para 'bajar la inflamación' de la tensión en Catalunya.


El ministro ha distinguido el defender la independencia de Catalunya, que es "legítimo", con "alterar el orden constitucional o simplemente ciudadano", y ha añadido que en ese caso se actúa "sin ibuprofeno" porque no es necesario para esos casos.


ESLOVENIA


Sin embargo, sí ha vuelto a apostar por el ibuprofeno, pero esta vez para "desinflamar" el "boom" y restar importancia a la visita del presidente catalán, Quim Torra, a Eslovenia. De entrada, ha insistido en que le recibió el presidente y no el primer ministro, y en una visita informal, sin bandera de Catalunya, de manera que no es un "gran éxito diplomático". Es más, ha afirmado que el suceso ha creado "una cierta disfunción" entre las instancias políticas eslovenas.


Por otro lado, ha dejado claro que él no le puede decir al presidente esloveno con quién tiene que reunirse y se ha dado por satisfecho con las explicaciones recibidas y con el hecho de que, ya en 2017, el Gobierno esloveno dejó claro que no había paralelismos entre la Eslovenia de 1990, perteneciente a un país que era una dictadura de partido único, y la Catalunya de la España democrática de 2018.


Además, ha relatado que el embajador español en Eslovenia, José Luis de la Peña, ha pedido reunirse con las autoridades eslovenas "para ver la trascendencia del encuentro".


Ese encuentro, que fuentes diplomáticas enmarcan en las labores habituales de un embajador, tendrá lugar finalmente este viernes, con el jefe de gabinete del presidente, Borut Pahor.

relacionada El CDR huido a Bélgica boicotea un acto de Borrell
relacionada Borrell achaca la debacle del PSOE a la situación en Catalunya

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH