El Consejo de Ministros aprueba la subida del salario mínimo y del sueldo de los funcionarios

|

Funcionarios 1


El Consejo de Ministros aprueba este viernes en Barcelona la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros mensuales por catorce pagas a partir del 1 de enero, lo que supone un aumento del 22,3% respecto a su actual cuantía, de 735,9 euros al mes.


Este incremento del SMI es fruto del acuerdo que alcanzó el Ejecutivo con Unidos Podemos para los Presupuestos Generales del Estado de 2019 y, según destacó hace unos días el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se trata de un incremento que "impugna la devaluación salarial" sufrida en los últimos años como consecuencia de la reforma laboral de 2012, realizada por el Gobierno del PP.


La cuantía del salario mínimo se aprueba habitualmente por decreto a finales de diciembre, para su entrada en vigor el 1 de enero del año siguiente.


La subida del salario mínimo en un 22,3% para 2019 ha generado malestar en la CEOE por haberse pactado "a espaldas" del diálogo social.


Desde el Banco de España se ha advertido de los efectos negativos que suele tener la subida del SMI en el empleo. El Fondo Monetario Internacional (FMI), por su parte, ha pedido al Gobierno que sea "cuidadoso" por las implicaciones negativas que esta medida podría tener sobre el empleo de los jóvenes y de los trabajadores con menor cualificación.


EMPLEADOS PÚBLICOS


El Consejo de Ministros también da luz verde  a la subida salarial de los empleados públicos para 2019, que será como mínimo del 2,25%, cifra a la que podrá sumarse un 0,25% ligado a la evolución del PIB y otro 0,25% procedente de fondos adicionales.


En total, en un escenario de máximos, la subida salarial podría alcanzar el 2,75%, aunque para ello el PIB tendría que crecer el próximo año un 2,5% y la previsión es que lo haga un 2,3%.


Este incremento del salario de los empleados públicos es fruto de un acuerdo que los sindicatos alcanzaron con el Gobierno del PP y que el Ejecutivo socialista se comprometió a aplicar.


Los sindicatos de la Función Pública venían reclamando desde hace semanas al Gobierno que procediera a aprobar esta subida por decreto ante el retraso en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2019 y la consiguiente prórroga presupuestaria de los de 2018.


Las organizaciones sindicales no querían demoras en la aplicación de la subida salarial para los empleados públicos. Dejar ésta en manos de los Presupuestos de 2019 o de un decreto posterior al mes de enero habría supuesto su aplicación con efectos retroactivos, una fórmula que ya se ha utilizado en otras ocasiones y que los sindicatos no querían que se repitiera.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH