viernes, 18 de octubre de 2019

Carlos Zanón resucita a Carvalho, el detective de Vázquez Montalbán

|

Carlos zanu00f3n escritor


El escritor Carlos Zanón ha tomado el testigo de Manuel Vázquez Montalbán para dar una nueva vida al detective privado Pepe Carvalho en la novela 'Problemas de identidad' (Planeta), en que el mítico investigador de La Rambla se hace más mayor y vive nuevas aventuras rodeado de nuevos personajes en la Barcelona de 2017.


Aunque en la literatura anglosajona es común retomar un personaje tras la muerte de su autor, en la literatura española se trata de una 'rara avis' y Zanón se ha enfrentado al reto emocional y profesional de revivir al personaje, como ha explicado rodeado de medios de comunicación en el Bar Ramón de Barcelona, donde transcurre parte de la trama.


La historia, basada en un crimen tras la desaparición de una prostituta y una vieja amiga que acude en busca de ayuda por un crimen sanguinario, arranca con el detective en Madrid, y de regreso a su oficina de La Rambla se encuentra con una Barcelona invadida por el turismo y el proceso soberanista: "Banderas y banderas en balcones y solapas", dice el texto.


Preguntado por la opinión de Carvalho sobre el proceso, Zanón ha dicho que él es la persona "menos adecuada para que le exijan definirse", puesto que él no se casa con nadie y desconfía de todo, pero los personajes de alrededor sí que hablan y opinan sobre la cuestión política.


La novela llega a las librerías este miércoles --en quince días saldrá en catalán de la mano de Columna--, fruto de un acuerdo entre la editorial y los herederos de Vázquez Montalbán (1939-2003) para que Zanón continuara la serie que convirtió al escritor en uno de los más vendidos de las letras españolas.


Zanón (Barcelona, 1966) ha vivido esta experiencia como "una de esas cosas que a uno cree que nunca" le pueden pasar, y desde un principio nunca pretendió escribir del autor ni imitar su escritura, aunque sí que recrear el personaje protagonista.


RETOS DE ZANÓN


Una cosa que sí tenía clara es que se enfrentaría a desafíos que nunca había afrontado hasta ahora, como escribir en primera persona, sobre dos ciudades --tanto Barcelona como Madrid--, acerca de temas policiales y de un personaje serial.


Ha evidenciado la "libertad" que ha mantenido a la hora de escribir sobre el personaje, que no sabe si repetirá, y ha marcado cierta distancia con las novelas de Vázquez Montalbán, que él devoraba en el instituto saltándose de cuajo los capítulos de las recetas.


En esta línea, ha confesado que mantiene del personaje su placer por la cocina y la gastronomía, pero al sufrir el personaje --de unos 58 años-- problemas gastrointestinales no recrea esta faceta suya del mismo modo que hacía Vázquez Montalbán, porque le parecía un "horror".


VACÍA TODAS LAS SUBTRAMAS


En la novela, en que hay más cine y música que en las anteriores, ha vaciado todas las subtramas posibles: "Siempre que escribo pienso que va a ser el último libro", ha dicho tímido al preguntársele si será la primera de muchas novelas sobre el detective recuperadas por su persona.


A su juicio, Carvalho es una persona escéptica, tierna, apátrida, lúcida y leal, que da mucho juego por su combinación de ternura y dureza que "da mucho margen para trabajar".


PERSONAJES DE LA VIEJA ESCUELA


Además del histórico ayudante de Carvalho, Biscuter, en la novela se introducen nuevos personajes como el abogado Subirats con el que el protagonista comparte rutas gastronómicas por bares regentados por chinos, copas en coctelerías de vieja escuela y algunas cenas en su casa de Vallvidrera.


En la novela, Barcelona se convierte en más que un escenario y deviene un "personaje más" de la novela en la que recordar el barrio chino, la Barceloneta, el plácido Eixample, la montaña de Montjuïc de las mil caras, y los barrios periféricos que mantienen la tradición de las tapas de antes.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH