​Sant Adrià de Besòs pide a Torra implicación en La Mina

|

El alcalde de Sant Adrià de Besòs (Barcelona), Joan Callau, ha pedido este jueves al presidente de la Generalitat, Quim Torra, implicarse en los problemas del barrio de La Mina y ha reclamado al conseller de Interior, Miquel Buch, más mossos d'Esquadra en la zona tras constatar el aumento del consumo de droga.


Lo ha explicado en una rueda de prensa en el Parlament tras reunirse con los grupos de JxCat, ERC, CatECP y PSC, junto al diputado socialista Raúl Moreno, que ha anunciado una moción en la Cámara registrada este mismo jueves.


Moreno ha dicho que necesitan de todas las administraciones para solventar la situación de un barrio que "no puede ser el espacio donde se expulsan los problemas" y ha exigido dotaciones económicas.


También ha exigido incrementar la seguridad, combatir el abandono escolar -del 76,9% en Secundaria-, solventar la situación del edificio Venus y mejorar la situación de los vecinos con planes de formación y de reinserción laboral.


Los vecinos de La Mina se manifiestan por la "desesperante parálisis del proceso de reforma del barrio"


Un 6,2% de los vecinos de La Mina no sabe leer ni escribir, un 27% no ha finalizado sus estudios primarios y el absentismo escolar de los centros del margen derecho de la ciudad se sitúa en torno al 40%, explica la moción parlamentaria.


DROGAS


El alcalde ha lamentado que Sant Adrià asuma un elevado presupuesto destinado a salud pública y que el 98% de este gasto se destine a La Mina "debido al consumo de drogas".


El barrio acoge una sala de venopunción con más usuarios que el total de las 8 salas de Barcelona, lo que quiere decir que un barrio de 14.000 personas soporta "una presión por el consumo de drogas superior a la de toda" la capital catalana.


De los usuarios atendidos en la sala, el 67,2% son de Barcelona y el 2,5% son de Sant Adrià, según indican los datos que maneja el Ayuntamiento y que Callau asegura que el Ejecutivo de Torra también conoce.


Esos datos indican que los usuarios de la sala de venopunción pasaron de 741 en 2006 a 3.909 en 2018; y en el mismo periodo, el consumo en el taller tutorizado de venopunción ha pasado de 8.371 a 87.595.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH