jueves, 19 de septiembre de 2019

​Las sentencias low-cost y las manadas de desalmados

Carmen P. Flores

La especie humana dicen que ha ido evolucionando a lo largo de los siglos, aunque en ocasiones tengo serias dudas de que esto sea así. Mucha era tecnológica, avances increíbles, pero en algunos miembros de la sociedad, su evolución ha sido la misma que las alimañas, cero. La aplicación de la fuerza, el dominio sobre el mal llamado sexo débil, está en los genes de indeseables que no se merecen ser llamados hombres. No es la opinión de una feminista, que lo soy, es la realidad y a los hechos me remito.


Feminismo manada abuso sexual violación manifestación 20092018


El caso de violación a una joven, en Pamplona, por parte de un grupo de cinco machitos que se llamaban a sí mismos 'Manada' ha marcado un hito en la historia de la justicia por la sentencia dictada por un tribunal compuesto exclusivamente por hombres. Los autores de la violación siguen en la calle, a la espera de ingresar en prisión, con una condena vergonzosa, mientras la víctima continúa recuperándose y viendo, además, cómo sus agresores siguen en la calle paseándose libremente. ¿Salen gratis estos actos? Son sentencias low-cost como se está comprobando .El coste es tan bajo que están saliendo "imitadores" desde el fatídico día de La Manada en las fiestas de San Fermín, hace ya dos años. Son los machitos que se creen inmunes después de la sentencia histórica de La Manada de San Fermín que ha indignado a mujeres y hombres. Tras producirse el veredicto, las manifestaciones en las calles de toda España han sido muy numerosas. La indignación contra la justicia estaba y sigue estando presente en la ciudadanía.


El último caso de violación en "manada" ha tenido lugar esta misma semana en Sabadell, donde una joven ha sido víctima de una violación en grupo. La actuación judicial en este caso que se está mirando con lupa, no está siendo la misma, de momento. Aunque algunos de los implicados se han negado a declarar, estos sinvergüenzas se encuentran privados de libertad, esperemos que por mucho tiempo, con el deseo de que se le aplique con contundencia la ley. No puede salir gratis.


En España no hay cultura de denunciar estas agresiones, quizás por la falta de confianza en la justicia, o por quedar marcada socialmente. 


El 98% de estas acciones están protagonizadas por hombres. Los datos de estas fechorías son escandalosos, cada día se producen en nuestro país cuatro violaciones. Del 2016, fecha de la actuación de la Manada de San Fermín, al 2018, el número de violaciones en grupo, o Manada, ha sido de 37, lo que da una media de una por mes, según los datos oficiales. Las víctimas de las agresiones suelen ser mujeres jóvenes, lo mismo que sus agresores. Los lugares escogidos para perpetrar sus acciones con total impunidad  las viviendas y las calles. 


Las provincias donde más se han producido hasta hoy son, por este orden: Valencia, Barcelona y Málaga, pero no son las únicas.


Los derechos de las mujeres, una vez más, vuelven a estar en peligro ante unos jueces ¿misóginos? Y unas instituciones que son mucho de teoría y poco de práctica. Atajar el grave problema que preocupa a las mujeres es la obligación de los que tienen competencias. Las mujeres, igual que el hombre, tienen derecho a salir de noche, sin miedo a pensar que en cualquier esquina, o a la salida de las discotecas las están esperando para ser objeto de unos desarmados. Ni un paso atrás y tolerancia cero con los machitos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH