Torrent quita importancia a los informes de los letrados: "no son vinculantes"

|

Roger torrent tribunal supremo


El presidente del Parlament de Catalunya, Roger Torrent, ha manifestado este lunes durante su declaración como testigo en el juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo que está convencido de que el conflicto político en Catalunya "sólo se solucionará mediante un referéndum" y que en este convencimiento se volverá a votar.


"No vamos a renunciar nunca a la voluntad mayoritaria en Catalunya, de los catalanes y catalanas, a decidir nuestro futuro", ha manifestado Torrent, tras ser inquirido por la acusación popular, ejercida por Vox, sobre si las leyes de desconexión suponían crear una legislación paralela a la vigente. Repreguntado por si la finalidad de dichas normas era declarar la independencia en Catalunya, ha insistido: "Su finalidad era que los catalanes pudieran votar y decidir su futuro".


Torrent ha comenzado a declarar a las 16.00 horas, mucho más tarde de la hora a la que había sido citado, que eran las once y media de la mañana, debido a la declaración de cuatro horas que ha durado el interrogatorio al exsecretario de Estado de Seguridad José Antonio Nieto. Tras el receso para comer, y pese a que antes de él habían sido citados otros dos testigos, el presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha dado paso al político catalán y le ha expresado sus disculpas por la tardanza.


El presidente del Parlament, que ha prometido decir verdad, ha denunciado seguidamente que once del total de doce acusados que se sientan en el banquillo han sido diputados de la Cámara, lo que a su juicio supone una "grave distorsión". También ha expresado su preocupación por el hecho de que todos ellos estén siendo juzgados mientras la extrema derecha --en alusión a Vox-- ejerza la acusación en este procedimiento.


Torrent ha defendido que no hay razones para que el presidente o presidenta del Parlament pueda inadmitir una iniciativa parlamentaria porque, a su juicio, no se puede utilizar una prerrogativa de carácter organizativo como es el orden del día de un Pleno "para decir de qué se habla o de lo que no se habla en un Parlamento".


Inquirido por el abogado de Vox Javier Ortega Smith sobre el hecho de que los letrados de la cámara advirtieran de la posible inconstitucionalidad de algunas propuestas --como ocurrió con la ley de referéndum y la de transitoriedad--, Torrent se ha limitado a señalar que los informes de los letrados "no son vinculantes".


"La Mesa es un órgano político y no entra nunca a valorar el fondo de las propuestas por muy inconstitucionales que le puedan parecer; sólo mira si han entrado en fondo y forma", ha subrayado, para añadir después que la expresidenta del Parlament Carme Forcadell "no podía hacer otra cosa que no fuera admitir a trámite" las iniciativas del plan independentista.


LEYES QUE BUSCABAN DIÁLOGO


En otro momento, y a una pregunta de la abogada del Estado, Rosa María Seoane, Torrent ha explicado que las leyes aprobadas el 6 y 7 de septiembre en el Parlament buscaban "una solución política al conflicto, presentar un escenario de diálogo", y que por ello apelaban al diálogo con el Estado. "Buscaban una seguridad para el conjunto de la ciudadanía e instituciones, un proceso de negociación y diálogo con el Gobierno del Estado --ha añadido--. La ley de transitoriedad nunca tuvo efectos jurídicos".


Llegado el turno de las defensas, la declaración de Torrent ha estado marcada por una tensa discusión entre el presidente del tribunal y los abogados de algunos acusados, ya que querían preguntar al testigo por lo que vio el día del referéndum independentista del 1 de octubre y la concentración ante la Consejería de Economía de la Generalitat el 20 de septiembre. Marchena ha interrumpido las preguntas a ese respecto advirtiendo de que ese no era el motivo por el que había sido citado.


Concretamente, ha sido el abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu Van Den Eynde, quien ha preguntado a Torrent qué vio durante la jornada del referéndum ilegal. Cuando el político de ERC empezaba a relatar que pudo comprobar cómo "la Policía" estaba "cargando" contra civiles ha sido cortado por Marchena, quien ha advertido de que si les permitiera interrogar sobre este asunto se incumpliría el "principio de contradicción", ya que las acusaciones no habían hecho ninguna mención a este asunto.


LAS PREGUNTAS 'EX NOVO' SON "IMPROCEDENTES"


Según ha explicado el magistrado, Torrent había sido citado por la acusación popular de Vox con el objetivo de preguntarle sobre su experiencia como presidente de la Mesa del Parlament, y así ha sido, al igual que ha hecho el fiscal Fidel Cadena y la abogada del Estado. En caso de que las defensas preguntaran por otro asunto, el tribunal tendría que ceder otro turno a las acusaciones para que hiciesen sus preguntas sobre este otro asunto.


"Todo lo que sea del núcleo fáctico introduciría un círculo zigzagueante, y esto haría absolutamente inmanejable el interrogatorio. Todas las preguntas 'ex novo' sobre una materia para las que el testigo no ha sido llamado son improcedentes", ha manifestado Marchena entre las numerosas protestas de Van Den Eynde.


El abogado ha pedido entonces poder formular al menos sus preguntas sobre el 1-O y el 20-S, pero el presidente del tribunal tampoco se lo ha permitido. "No vamos a admitir preguntas que rompan el principio de contradicción", ha insistido Marchena.


Aunque el magistrado ha reconocido que el tribunal está siendo "flexible" en algunos interrogatorios de testigos, se ha mostrado intransigente en esta ocasión ante las protestas que también le han dirigido otras defensas, como el abogado Jordi Pina, representante de los acusados Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull. "No puedo entrar en discusiones con usted", le ha llegado a decir, de forma muy tajante.


INTERÉS SOBREVENIDO


La abogada de Jordi Cuixart, Marina Roig, también ha tomado la palabra para explicar al tribunal que ella, al igual que sus compañeros, había preparado preguntas sobre el 20-S, ya que Torrent había estado en esa concentración. Pero Marchena no ha rectificado: "La sala es la primera interesada en conocer qué pasó, pero si usted tenía tanto interés en conocer lo que podía aportar el señor Torrent, lo podía haber pedido como testigo; pero no lo propuso. Ese interés sobrevenido es lo que nos lleva a decir que no".


La única defensa que ha preguntado a Torrent ha sido la de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, ya que su abogada, Olga Arderiu, ha preguntado al testigo sobre la jornada del 27 de octubre de 2017, cuando en la Cámara autonómica se votó la declaración unilateral de independencia (DUI).

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH