La brecha salarial se ha acortado casi un 30% en los últimos 12 años, según la CEOE

|

Brecha salarial hombresy mujeres


La brecha salarial entre hombres y mujeres en España se ha reducido un 28 por ciento desde el año 2002, pasando del 16,9 por ciento hasta el 12,2 por ciento en 2014 (últimos datos disponibles del INE), según un informe elaborado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y PwC.


El estudio, titulado 'Análisis de la Brecha Salarial de género en España', ha sido presentado este viernes 8 de marzo en la sede de la CEOE, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer. El objetivo del mismo es hacer una estimación rigurosa de la magnitud de esta brecha e identificar sus causas.


"Se puede decir que en estos momentos en España las mujeres cobran un 12,2 por ciento menos que los hombres cuando les afectan una serie de elementos que son exógenos al mundo de la empresa, pero el objetivo de los empresarios españoles es brecha salarial cero", ha asegurado el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.


El informe tiene en cuenta la brecha salarial "ajustada", es decir, que aísla el efecto de las diferencias socioeconómicas (edad, antigüedad, nivel de educación o elecciones académicas y profesionales) o del puesto de trabajo (jornada laboral, sectores o tipo de ocupación).


De los datos se desprende que la brecha salarial es mayor a mayor edad y menor entre los más jóvenes. Así, la brecha es de un 4,9 por ciento entre los menores de 30 años y de un 14,9 por ciento entre los trabajadores de más de 59 años.


"Esto nos hace sentir optimismo, quiere decir que lo estamos haciendo mejor, seguramente por esa gran preparación de las mujeres", ha precisado la presidenta de la Comisión de Igualdad y Diversidad de la CEOE, Val Díez.


Además, el informe pone de manifiesto que las brechas salariales entre hombres y mujeres que sólo se diferencian en los años de antigüedad, son mayores conforme aumenta su nivel de antigüedad. Por otro lado, en cuanto al sector de actividad, de los datos se desprende que las mayores brechas se encuentran en aquellos sectores con mayor proporción de hombres.


La brecha también es más elevada cuanto mayor es el nivel de los salarios, un indicio de la existencia en España del conocido como "techo de cristal", según precisa el estudio.


Si no se tienen en cuenta las diferencias socioeconómicas y laborales (brecha salarial sin ajustar), el porcentaje aumentaría de un 12,2 a un 14 por ciento. En esta cifra se mide el impacto del menor número de horas que trabajan las mujeres.


29% DE HORAS MENOS TRABAJADAS


En concreto, el estudio refleja que la menor tasa de participación en el mercado laboral y el mayor porcentaje de contratos temporales y a tiempo parcial, incluyendo mayores solicitudes de reducción de jornada de las mujeres respecto a los hombres, hacen que las mujeres trabajen en torno a un 29 por ciento de horas menos al año que los hombres.


Estos datos, según precisan los autores del informe sitúan a España por debajo de la media de la UE (16,9 por ciento) y en mejor posición que otros países europeos como Alemania, Reino Unido o Francia, habiéndose reducido significativamente en los últimos 15 años.


Entre los factores que pueden ser responsables de estas diferencias salariales, la CEOE apunta la desigual distribución de las responsabilidades familiares (cuidado de niños y personas

dependientes) y domésticas.


PROPENSIÓN A ASUMIR RIESGOS


También indica que pueden influir "las diferencias en los rasgos psicológicos y habilidades no cognitivas de hombres y mujeres (diferencias en la propensión a asumir riesgos y a negociar) que pueden acabar afectando a los salarios de unos y otros".


"Distintos estudios analizan los efectos de los distintos rasgos psicológicos y habilidades no cognitivas de hombres y mujeres sobre sus salarios y carreras profesionales. Según los mismos, mientras que las mujeres presentan ventajas en áreas como las relaciones interpersonales, los hombres parecen contar con una mayor propensión a asumir riesgos y a negociar y competir", indican los autores.


Esta circunstancia, según agregan citando los mismos estudios, originan "que los hombres roten más entre puestos de trabajo en busca de mejores salarios, que elijan ocupaciones con mejores remuneraciones o que consigan mejores salarios en las negociaciones con sus empresas". En todo caso, puntualizan que la influencia de estos aspectos sobre la brecha salarial "no es muy elevada".


Para reducir la brecha salarial, los autores del estudio proponen cuatro líneas de actuación: fomentar la medición de las brechas salariales, incentivar la corresponsabilidad de hombres y mujeres, incrementar la presencia de mujeres en puestos de responsabilidad y sensibilizar a toda la sociedad en materia de igualdad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH