miércoles, 23 de octubre de 2019

El director comercial de la CCMA señala a Sanchis y Gordillo como responsables de los anuncios del 1-O

|

Director comercial ccma


El director comercial y de marketing de la CCMA, Martí Patxot, investigado por presunta desobediencia por emitirse en septiembre de 2017 anuncios institucionales sobre el 1-O, ha dicho ante la titular del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona que los directores de TV3, Vicent Sanchis, y Catalunya Ràdio, Saül Gordillo, autorizaron la difusión.


En su declaración de una hora este viernes por la tarde, y en que solo ha contestado a la Fiscalía y su defensa, Patxot ha explicado que, al ver que anuncios de la campaña institucional aludían directamente al 1-O, que ya había sido suspendido por el TC, hizo una consulta a Sanchis y a Gordillo, y que ambos le dieron su visto bueno a la emisión, según han indicado varias fuentes jurídicas consultadas.


La defensa de Patxot ha indicado que aportará a la causa unos emails donde constan las consultas para probar que la decisión no fue suya, sino que se elevó a los directores de los medios, y ha resaltado que no se hubieran emitido si no le hubieran dado su autorización.


El director comercial ha explicado que la decisión final de la emisión de estos anuncios fue de ambos directores de medios, mientras que Gordillo, al declarar como investigado ante este juzgado por los mismos hechos, dijo que las decisiones sobre publicidad dependían de la dirección corporativa de marketing.


En su declaración el 1 de marzo en el juzgado, Gordillo aseguró que ni él ni nadie de su equipo sabía cómo se gestiona el programa de la publicidad que se inserta ni tiene capacidad técnica para incidir en la parrilla de publicidad.


"No tengo ni el poder ni la capacidad de unilateralmente decidir que una campaña, y menos institucional, se deje de emitir. Hay una dirección corporativa que toma la decisión", precisó.


Sanchis dijo que los anuncios publicitarios, institucionales o privados, no dependían de él sino de las áreas de publicidad y marketing, pero que no decidió retirar el anuncio, pese a estar apercibido desde el 12 de septiembre, porque pensó que el requerimiento del TC sobre el 1-O no incluía dejar de emitir el anuncio y que se mantuvo ya que nunca le llegó orden expresa de retirarlo.


En su declaración como investigado, Sanchis indicó que no consideró que este requerimiento le instara a dejar de emitir los anuncios, que a su entender eran informativos: "Aquel anuncio lo ponía el Govern, daba una información sobre lo que estaba pasando y lo valoré así".


Patxot ha acudido este viernes al juzgado acompañado precisamente de Sanchis, y fuentes de la CCMA han destacado, sobre la declaración judicial, que ha defendido que no desobedeció en la emisión de los anuncios porque "no recibió ningún requerimiento de manera directa o indirecta".


CAMPAÑA DE PAGO


Al preguntársele por el coste del anuncio durante la declaración judicial, Patxot ha asegurado que desconoce el coste o si finalmente se pagó, pero sí ha indicado que era un anuncio de pago y que procedía de la Secretaría de Difusión de la Generalitat, según fuentes jurídicas.


La campaña institucional del referéndum se difundió en tres tandas: un primer anuncio del 4 al 6 de septiembre sin referencia explícita al 1-O, y otras dos ya hablando de la consulta y sobre cómo votar del 7 al 12 de septiembre y del 15 al 29.


Según fuentes consultadas, el requerimiento del TC que recibieron Sanchis y Gordillo era muy genérico: les advertía de su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión de la ley del referéndum.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH