Barcelona aspira a tener un supercomputador para almacenar información con ayuda europea

|

El Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) presentará candidatura para albergar uno de los supercomputadores pre-exaescala (de 200 petaflops) que financiará por primera vez a un 50% la Comisión Europea y 50% los estados dentro de la iniciativa EuroHPC.


EuropaPress 2018228 Supercomputador Mare Nostrum 4


La iniciativa surgió en marzo de 2017 cuando siete países -España incluida- firmaron la declaración EuroHPC que buscaba desarrollar tecnología europea y adquirir superordenadores capaces de competir a nivel global, y en enero de 2018 la Comisión Europea propuso invertir 1.000 millones de euros en la iniciativa, ha informado el BSC-CNS.


En noviembre de 2018 se creó el ente ejecutivo EuroHPC-Joint Undertaking, y en enero de este año -con ya 26 estados miembro- publicó la convocatoria para seleccionar las entidades que alojaran a los "al menos dos" supercomputadores de la iniciativa, que se conocerán en junio.


El director del BSC-CNS, Mateo Valero, y el director asociado, Josep Maria Martorell, han asegurado que se trata de "la primera vez" que la Comisión Europea va a financiar supercomputadores y que las máquinas entrarán en funcionamiento a principios de 2021.


Martorell ha explicado que Europa se ha dado cuenta de que para competir con el resto de 'players' en la supercomputación -Estados Unidos, Japón y China- necesita un gran nivel de inversión, por lo que decidió que, además de financiar investigación de excelencia, ayudaría a financiar las infraestructuras tecnológicas para ello.


Ha asegurado que se trata del "paso siguiente natural" a los Mare Nostrum, cuya hoja de ruta prevé renovarlo en 2021 o 2022, y ha subrayado que el BSC-CNC tiene las capacidades científicas y técnicas y los apoyos políticos y técnicos para optar a albergar uno de ellos.


En un reciente 'info-day' en la Comisión Europea, acudieron tres instituciones -el BSC-CNC, la Cineca italiana y la CSC finlandesa-, aunque se podrían presentar más aspirantes a la convocatoria, y ha afirmado que el BSC-CNC cuenta con el apoyo de los gobiernos español y catalán, así como el apoyo del portugués.


Las instalaciones para albergar estos supercomputadores deben adecuarse a unos aspectos técnicos, comprometerse a tenerlos en operación cinco años, tener experiencia en instalar y operar sistemas similares, infraestructura física e informática y calidad y capacidad de ofrecer servicio.


"SALTO IMPORTANTE"


En caso de ser una de las candidaturas seleccionadas, el nuevo supercomputador estaría entre la Torre Girona y un espacio en el nuevo edificio corporativo, que estará a punto cuando el ordenador entre en funcionamiento.


Martorell ha subrayado que se trata de un "salto cualitativo muy importante" ya que los 200 petaflops es 15 veces la potencia del actual computador en Torre Girona, y ha señalado que los nuevos equipamientos, cuando entren en funcionamiento, serán los más potentes de Europa y entre los 8 y 10 del mundo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH