​El Barça sentencia la liga al ritmo del ‘Campeones, campeones’

|

El Camp Nou se vistió de gala para albergar el choque decisivo que podía sentenciar el título liguero a favor del FC Barcelona. Los azulgrana recibían al Atlético de Madrid en la trigésimo primera fecha del campeonato con ocho puntos de ventaja. Una victoria lo dejaba todo prácticamente zanjado y así lo quisieron Messi y Suárez, que le pusieron emoción hasta el final ya que los tantos llegaron en los últimos minutos del partido.


Messi fc barcelona


El choque estuvo marcado por la expulsión de Diego Costa en la primera mitad –algo le debió decir al colegiado, que le sacó la tarjeta roja directa-. Con el Atlético con diez hombres, el partido se le puso muy de cara al cuadro azulgrana, aunque no supo materializar ninguna de sus ocasiones hasta el minuto 86.


Gran parte de la culpa la tuvo Oblak, que hizo un partido prácticamente perfecto y a punto estuvo de darle el premio a los suyos, pues le atajó todos los lanzamientos a los delanteros del conjunto local, que parecían desesperados con el muro eslovaco.


Con un Atlético muy mermado por la expulsión, la defensa del Barcelona no tuvo demasiados problemas y se mostró muy sólida, a diferencia del último encuentro en Villarreal (4-4). Pese a todo, el elenco del Cholo Simeone tuvo, como casi siempre, su oportunidad a balón parado. Y es que en el minuto 70’ Griezmann botó una falta que a punto estuvo Giménez de cabecear dentro de la meta de Ter Stegen, algo que habría dejado sin palabras al Camp Nou, que conforme iban pasando los minutos ya se veía campeón de la competición doméstica.


MESSI SIGUE A LO SUYO


Pero Leo Messi se vistió de lo que es, el mejor jugador del mundo, para ponerse al equipo a la espalda y decidir. El argentino empezó a llevar el peso del equipo y a desgastar a la defensa colchonera, que se iba salvando ocasión a ocasión.


A cinco minutos del final, Luis Suárez se inventó un chute de rosca imparable para el meta colchonero y desató la locura en el estadio. Con el partido roto, tan solo un minuto más tarde llegó el segundo, una genialidad de Leo, que dejó a toda la defensa clavada para colocarle el balón al palo corto a Oblak, que se quedó haciendo la estatua mirando como entraba el esférico.


Con esta victoria, el Barcelona suma 73 puntos y se distancia hasta once por encima del Atlético, que a falta de siete jornadas poco puede discutirle al equipo catalán, que volverá a proclamarse campeón por segunda temporada consecutiva.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH