El Diplocat contra las cuerdas: presentan una querella por tráfico de influencias contra la acción exterior del Govern en Suiza

|

Al Diplocat podría estar terminándosele la patente de corso con la que lleva actuando en el extranjero durante los últimos años. La organización Catalunya Peuple d'Espagne y la asociación policial Politeia han presentado ante la Fiscalía suiza una querella por tráfico de influencias contra el organismo de acción exterior del Govern.


El detonante de esta querella es el detallado informe sobre las actividades del Diplocat que el Tribunal de Cuentas dio a conocer el pasado mes de marzo. En dicho informe, el organismo auditor señala en varias de sus páginas el recorrido de la entidad de acción exterior del Govern en el país helvético.


En concreto, se detallan los encuentros --muchos de ellos en restaurantes y con gastos abonados generosamente por el Diplocat-- tanto en Suiza como en Catalunya que miembros de la administración catalana mantuvieron con un grupo de diputados suizos que se presentaba como "Grupo de Amistad Parlamentario Helvético-Catalán" pero que se dedicaba a defender la causa separatista.


Sin embargo, el informe del Tribunal de Cuentas señala el acusado grado de involucración que el Diplocat mantuvo con los políticos suizos. En diciembre de 2016, quince diputados suizos presentaron una interpelación en el Parlamento helvético titulado "preocupación como resultado del proceso penal abierto contra la Presidenta del Parlamento catalán" que, según la documentación recabada por el tribunal, había sido elaborada en un primer borrador por la misma delegación catalana.


Lo que se desprende de la actuación del Diplocat en Suiza es que, mediante el desembolso de onerosas cantidades de dinero en alojamiento y restauración, la Generalitat se garantizaba el apoyo de los políticos extranjeros que actuaban como correa de transmisión de los intereses del independentismo ante el Gobierno suizo.


Puigdemont con diputados suizos

En la imagen, reunión entre el 19 y el 21 de abril en Barcelona entre cuatro diputados suizos
(Mathias Reynard, Yannick Buttet, Viola Ahmerd y Lisa Mazzone) y el Govern de la Generalitat.


Un ejemplo de este 'modus operandi', según la querella, es el viaje a Barcelona que realizaron cuatro diputados suizos entre el 19 y el 21 de abril. Este viaje, cuyo coste fue de 4.157,04 euros, fue pagado enteramente por el Diplocat.


Durante este encuentro, los diputados no realizaron ninguna reunión conjunta de trabajo, sino que solo se entrevistaron con el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, para departir únicamente sobre la convocatoria de un referéndum de independencia.

1 Comentarios

1

Gastandose mi dinero y el de todos los catalanes en algo k solo sirve para desprestigiar el reino de españa

escrito por Francisco Rius perez 04/may/19    19:55

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH