sábado, 7 de diciembre de 2019

Estos son los alegatos finales de los acusados del juicio del procés

|

Los doce acusados del juicio del procés han tenido 15 minutos para realizar un alegato final antes de la conclusión de la vista oral. Estas han sido las palabras elegidas por cada uno de ellos.

Acusados del juicio del 1 O

ORIOL JUNQUERAS


El exvicepresidente catalán Oriol Junqueras ha apelado durante su turno de última palabra en el juicio del 'procés' a devolver la cuestión del conflicto catalán a "la política, la buena política, al terreno de la negociación y el acuerdo".


En pocos minutos, Junqueras se ha dirigido al tribunal para asegurar que mantiene sus "convicciones políticas y religiosas" y que las comparte "con todos aquellos que creen que defender la república desde un parlamento no puede constituir delito", siempre "desde el respeto a las libertades fundamentales y los Derechos Humanos".



RAÜL ROMEVA


El exconseller de Asuntos Exteriores ha lanzado un ataque directo al Ministerio Público en el inicio de su alegato: "Por parte de las acusaciones se ha buscado escarmentar, castigar una ideología".


"Las acusaciones se han fundamentado en un trasfondo ideológico, en un sesgo para nada disimulado", añadiendo que "no por repetirse mil veces, una mentira se convierte en realidad".


Pese a todo, Romeva ha querido lanzar un mensaje de entendimiento en la línea de Oriol Junqueras, asegurando que "pase lo que pase, seguiremos con la mano tendida para resolver aquellos problemas que nos afectan a todos".



JOAQUIM FORN


El exconseller de Interior ha seguido una línea menos politizada, seguramente por recomendación de su defensor, Xavier Melero, que a lo largo de todo el juicio ha mantenido una defensa más técnica.


"El cuerpo de Mossos d'Esquadra siempre obedecieron los mandatos de la fiscalía", ha asegurado  Forn, manteniendo que jamás dio una orden que pudiese afectar negativamente a la seguridad de los catalanes.


En su conclusión, Joaquim Forn ha vuelto a solicitar su libertad con la vista puesta a su toma de posesión como concejal electo en el Ayuntamiento de Barcelona. "Vuelvo a solicitar la libertad. He dado numerosas muestras de mi voluntad de colaboración. No he cometido ningún delito", ha concluido Forn.



JORDI TURULL


En su último turno de palabra, el que fuera conseller de la Presidencia durante el Govern de Puigdemont, ha vuelto el turno de los ataques contra el procedimiento penal. "Manifiesto mi respeto y total discrepancia con las acusaciones", ha apuntado Turull, añadiendo que "confunden la discrepancia con el ataque y la falta de respeto. Esto solo existe en mentalidades inseguras o autoritarias".


"Es inaudito que de la suma de actos legales y reuniones lícitas se pretenda construir uno de los delitos más graves del código penal", ha afirmado Turull en referencia a los tipos penales de sedición y rebelión.


Para cerrar su alegato, Turull ha reivindicado su independentismo y ha llegado a emocionarse recordando el testimonio personal de apoyo de muchos ciudadanos: "He llegado a esta bancada defendiendo pacíficamente la independencia de Catalunya. Soy independentista y lo seré. No hay camino hacia el diálogo, el diálogo es el camino".



JOSEP RULL


El exconseller de Territori ha empezado su intervención agradeciendo el trabajo a sus abogados y el apoyo de su familia. En su turno de palabra, Rull ha recordado a sus hijos menores de edad, lamentándose de que no pueda verlos crecer.


"No existen suficientes cárceles para encerrar las ideas de un pueblo", ha aseverado Rull, complementando estas palabras con la siguiente idea: "La democracia se defiende con más democracia y los derechos con más derechos".


Rull ha concluido su intervención rememorando unos versos de Salvador Espriu: "Ens mantindrem fidels per sempre més al servei d'aquest poble" (Nos mantendremos fieles para siempre al servicio de este pueblo).



JORDI SÁNCHEZ


El primero de los 'Jordis' en tomar la palabra ha sido el exlíder de la ANC (Assemblea Nacional de Catalunya), que ha centrado su discurso en negar que el referéndum ilegal del 1-O se produjese en un ambiente de violencia.


"El respeto al otro es fundamental en la no violencia", ha asegurado Jordi Sánchez, aclarando que "el 1-O no fue una jornada de violencia, lo podrán decir mil veces, pero no podrán convencer a las personas que allí estuvieron", ha añadido Sánchez.


Por otro lado, el activista ha manifestado que se considera "víctima de una injusticia", y ha vinculado su situación con el mantenimiento de la democracia en España: "No solo está en duda el futuro político de Catalunya y España como unidad, sino los derechos y libertades".


Jordi Sánchez ha concluido: "Estoy convencido que gran parte de las acusaciones, cuando se van a dormir saben que no están siendo justos. Espero que finalmente se haga justicia".



CARME FORCADELL


La expresidenta del Parlament ha empezado su alegato recordando que ella se encuentra en una posición distinta a la del resto de acusados, con excepción de los Jordis. Forcadell no era miembro del Govern durante el periodos juzgado en el juicio, sino que forma parte de la causa porque presidió y amparó la votación de los días 6 y 7 de septiembre.


"La mesa cumplió el reglamento del Parlament. Durante los juicios se ha hecho un gran esfuerzo para visibilizarme e incriminarme con falsos testimonios", se ha defendido Forcadell. "No podemos convertir la mesa del parlamento en un órgano censor", ha añadido la expresidenta.


"Espero que juzguen los hechos comprobados y no las falsas especulaciones que modifican la realidad", ha concluido Forcadell.



DOLORS BASSA


Dolors Bassa, exconsellera de Treball i Assumptes Socials, ha aprovechado su turno para criticar las jornadas del juicio, declarándose "indignada", "escandalizada" y "entristecida".


"En ningún momento del juicio se ha hablado de vulneración de derechos", ha exclamado Bassa, afirmando su inocencia: "Soy innocente. Ninguna de las pruebas presentadas contra mí, han podido ser comprobadas".


Al final de su alegato, Bassa se ha dirigido directamente al tribunal para pedir justicia y recordarles la importancia de su posición: "Las generaciones que vienen dependen de su sentencia".



JORDI CUIXART


El exlíder de Òmnium Cultural ha tenido uno de los alegatos más largos de los acusados, superando con creces los 15 minutos que en un principio habían sido otorgados por el tribunal.


Cuixart ha criticado a la Fiscalía ("que la fiscalía reconozca que hubo mil heridos es un acto de responsabilidad") y al Rey ("el discurso del 3 de octubre fue una gran decepción"). Asimismo, ha asegurado que de este juicio dependía la calidad democrática de España.


El activista ha reducido los hechos juzgados a un episodio de desobediencia civil: "El 20-S hicimos una protesta, que es lo que puede hacer un ciudadano. No se puede dejar de protestar, porque es el motor para avanzar"


En sus palabras finales, Cuixart ha lanzado un mensaje claro en un tono desafiante: "Estoy convencido que lo volveremos a hacer y lo volveremos a hacer como lo hemos hecho hasta ahora: con todo el convencimiento y de manera pacífica".



SANTI VILA


El alegato de Santi Vila, el único miembro del Govern que dimitió antes de que se formulase la DUI (Declaración Unilateral de Independencia), ha aprovechado sus palabras para lamentar que la política catalana y española haya terminado en un juicio. "Qué mal lo hicimos", ha sido el lamento del exconseller.


"Siempre he creído que Catalunya es una nación y que España debe hacer de esta diversidad nacional un valor y no un problema", ha afirmado Santi Vila durante su alegato.


Vila, que ha reconocido haber "recibido palos" en Catalunya por oponerse a la unilateralidad, ha asegurado que siempre actuó de "buena fe" y "cumpliendo la legalidad".


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH