martes, 22 de octubre de 2019

El doble juego de Ciudadanos para lograr cuota de poder crispa su relación con el PP

|

La noticia saltó a la palestra tras semanas de rumores y negociaciones cruzadas: Ciudadanos había sellado un pacto con el PSOE para gobernar conjuntamente en los ayuntamientos de Albacete, Ciudad Real y Guadalajara, así como en otra veintena de municipios de menor tamaño de Castilla-La Mancha. 


La fórmula elegida consiste en alternar la vara de mando entre el candidato 'naranja' y el candidato socialista, de modo que cada uno gobierne dos de los cuatro años de los que consta la legislatura.


Rivera gestación subrogada


Esta alianza es la única que han firmado ambas formaciones y permite a Ciudadanos obtener cuota de poder, algo que los de Rivera ansían desde que dieron el salto al ruedo ibérico. El partido socioliberal se encuentra ante una encrucijada: no ha logrado constituirse como bisagra del bipartidismo ni superar al PP en la primacía del bloque de la derecha.


Cs el partido que menos instituciones gobierna en proporción con su apoyo en las urnas. De ahí que este pacto con el PSOE se haya hecho sin tomar en consideración el veto de la formación a los socialistas.


De hecho, lo que ahora pretende Ciudadanos es presionar al Partido Popular para trasladar esta fórmula de gobierno a la capital de España, aupando a Begoña Villacís hasta la alcaldía durante dos años para que, durante el resto del mandato, José Luis Martínez-Almeida sea quien ostente la vara de mando.


EL PP SOLO PIENSA EN ALMEIDA COMO ALCALDE 


La dirección nacional del PP no ha tardado en rechazar la oferta planteada por Ciudadanos. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha indicado que Almeida "tiene todo el derecho a presentarse" porque ha sido un candidato con "un gran respaldo" en las urnas y "entra dentro de la lógica" que él presida el consistorio.


Los socioliberales responden que el reparto de instituciones con los 'populares' ya se ha producido en Castilla y León, donde la formación naranja se hará con las alcaldías de Burgos y Palencia y presidirá las diputaciones provinciales de Burgos y Segovia.


De fondo está presente la amenaza de permitir que Carmena siga cuatro años más al frente de los mandos o de ceder la comunidad a Ángel Gabilondo (PSOE). García Egea ha resaltado que fue el propio presidente de Cs quien afirmó que Carmena no iba a seguir gobernando si era por su partido. "Creo que hay un avance para que el alcalde de Madrid sea un candidato del bloque de centro-derecha", ha apostillado.


Fuentes populares creen que Ciudadanos se está echando un farol: el "anticarmenismo" es tan fuerte en las organizaciones municipales de Cs y PP que se hace difícil pensar que los de Rivera puedan permitir que Manuela Carmena vuelva a gobernar la ciudad. De momento, este regate corto de Ciudadanos solo ha logrado crispar sus relaciones con los 'populares' a veinticuatro horas de la constitución de los consistorios.

relacionada ​Almeida prepara "el cambio" de Madrid con Cs y Vox
relacionada El PP confirma acuerdos con Cs y Vox en las Asambleas de Madrid y Murcia

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH