martes, 20 de octubre de 2020

Expedientan a Burger King por vulnerar el derecho a la imagen de sus trabajadores y trabajadoras

|

La Inspección de Trabajo de la Generalitat ha dado la razón al sindicato CC.OO. que denunció a Burger King por la obligación de que los dependientes llevaran corbata y las dependientas lazo y ha abierto un procedimiento sancionador.


Burger king



El sindicato interpuso la denuncia contra la cadena de restauración por "no respetar el derecho a la imagen y dignidad" de sus trabajadores.


"Como resultado de la inspección se ha constatado que determinadas prácticas empresariales emanadas de sus Normas Internas vulneran derechos constitucionales de los trabajadores, el derecho a la propia imagen y el derecho a la igualdad de trato y no discriminación por razón de sexo, recogidos en los artículos de la Constitución", destaca el informe.


Según el texto, "la imposición de una ropa de trabajo determinado para hombres y otra para mujeres supone un trato diferente en función del sexo y por ello en la medida en que consiste en imponer una medida restrictiva de un derecho fundamental debe someterse al test de proporcionalidad".


Y agrega: "Partiendo de dicho juicio de proporcionalidad hemos de concluir que la medida empresarial no es idónea, ni necesaria ni proporcional".


CC.OO HABÍA PEDIDO A LA EMPRESA EN VARIAS OCASIONES LA RECTIFICACIÓN DE LA NORMATIVA


CC.OO. había pedido en distintas ocasiones a la empresa que rectificase la normativa interna porque "atentaba contra la dignidad de sus trabajadores", por la normativa de vestimenta impuesta, a lo que la empresa no cedió por considerarla una normativa "intocable".


Debido a la negativa de la empresa, CC.OO. optó por interponer una denuncia respecto a la violación al derecho a la propia imagen de los trabajadores, que están obligados, en el caso de los hombres, a llevar la barbas y bigotes rasurados.


Además, el código de vestimenta marca que las mujeres deben llevar un lazo mientras que los hombres una corbata, algo que el sindicato califica como contrario al principio de no discriminación por razón de sexo, sin una "justificación objetiva".


CC.OO. ha pedido a la empresa cambiar la normativa por medidas más moderadas como el uso de barbera para asegurar la higiene alimenticia pero sin ir en contra de derechos fundamentales, y ha hecho un llamamiento a extrapolar esta denuncia a otras empresas, sobre todo del sector de la hostelería, en las que se viven este tipo de situaciones discriminatorias.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH