sábado, 23 de octubre de 2021

Una bacteria superresistente a los antibióticos en los hospitales de Europa

|

Una especie de bacteria muy resistente a los antibióticos se está desarrollando y extendiendo en los hospitales de toda Europa, según un estudio publicado el lunes por la 'BBC'. 


Es la 'Klebsiella pneumoniae', una bacteria que se fija en los intestinos y puede causar neumonía o meningitis.


Las muertes causadas por 'Klebsiella pneumoniae' han aumentado considerablemente en Europa en los últimos años. En 2007, hubo 341 muertes causadas por Klebsiella pneumoniae. Este número aumentó a 2.094 en 2015.


Cultivodebacterias

El estudio muestra que las bacterias pueden seguir desarrollando su resistencia o incluso transmitirla a otras especies.


"La alarma es que esta bacteria es resistente a un antibiótico fundamental (carbapenema). Las infecciones se asocian con una alta tasa de mortalidad y, si no se hace nada, estas cifras seguirán aumentando", dice Sophia David, del Instituto Sanger, a la 'BBC'.


El estudio, publicado en 'Nature Microbiology', se basó en información recogida en 244 hospitales de 32 países de Europa. Los científicos analizaron el ADN de las bacterias, a partir de muestras tomadas de personas afectadas. La resistencia de este patógeno se debe a la expansión de un pequeño número de clones de la especie.


"Nuestros hallazgos muestran que los hospitales son el principal transmisor y que las bacterias se están propagando entre las personas, especialmente dentro de los hospitales", explica Sophia David.


La 'Klebsiella pneumoniae' puede seguir reforzando su resistencia o, a través de la reproducción, transmitirla a otras especies.


Los investigadores dicen que la higiene hospitalaria es el primer paso para combatir estas infecciones. El pasado 12 de julio, la revista 'Applied and Environmental Microbiology' de la American Society of Microbiology, publicaba un estudio sobre otra bacteria, la 'Clostridium difficile', que sobrevive en un ambiente hospitalario, incluso en la ropa quirúrgica y en el material de acero inoxidable después de haber sido tratada con el desinfectante recomendado.


"Creemos que con una buena higiene -que incluye la identificación temprana y el aislamiento de los pacientes afectados- podemos retrasar la propagación de estos patógenos y controlarlos", dice Hajo Grundmann, de la Universidad de Friburgo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH