viernes, 20 de septiembre de 2019

Mulán, el arma secreta de China para vencer a los manifestantes de Hong Kong

|

El remake de la película de  Mulan de Disney ha estado envuelto en polémica desde el estreno de su tráiler, que fue objeto de críticas en China por sus fallos históricos. Ahora la película de Disney vuelve a estar en el punto de mira, ya que gobierno chino ha sido acusado de instrumentalizar el filme para atacar a los manifestantes de Hong Kong.


Mulu00e1n



Las protestas en Hong Kong comenzaron en marzo de este año por un proyecto de ley que permitiría a las autoridades locales detener y extraditar a las personas que son buscadas en territorios con los que Hong Kong no tiene acuerdos de extradición, incluyendo China continental.


La versión de acción real de Mulan entró en la polémica cuando la protagonista Liu Yifei salió en defensa de la policía de Hong Kong. Debido a las noticias que atestiguan brutalidad policial contra los manifestantes, su postura se volvió controvertida, resultando en un movimiento para acabar con la película. Pero ahora, las autoridades chinas se han sumado al boicot.


ELIMINACIÓN DE CUENTAS  DE TWITTER


Según Variety, se han eliminado más de 200.000 cuentas de bots de Twitter en China que aparentemente fueron creadas por el gobierno para unirse a un movimiento de apoyo a la adaptación de Mulan, diseñado para socavar a los manifestantes de Hong Kong.


La corriente, englobada bajo el hashtag #SupportMulan y apoyando la postura de la actriz protagonista, ha tratado de caracterizar a los manifestantes de Hong Kong como radicales, comparándolos con los hunos, villanos de la película de animación original. Sin embargo, no han tardado en aparecer voces opuestas, que han expresado su opinión y llamado al boicot de la cinta a través del hashtag #BoycottMulan.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH