martes, 10 de diciembre de 2019

Cifuentes defiende su inocencia porque no se llevó "ni un euro de dinero público"

|

Imagen de recurso de Cristina Cifuentes


La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha defendido este lunes que no se ha llevado jamás "ni un euro de dinero público" y que no tiene "absolutamente nada que ver" con la trama Púnica, por la que ha sido llamada a declarar en calidad de investigada el 1 de octubre.

En una entrevista concedida a 'Telecinco', ha desvelado que, para ella, la imputación ha sido "un mazazo", que la disgustó "tremendamente", porque no creía que se fuese a producir nunca.

"En el PP lo sabe todo el mundo, en esos años no tuve nada que ver con la gestión económica ni con la gestión de sus campañas electorales... ni con nada de nada", ha asegurado la expresidenta del partido.

En concreto, ha explicado que declarará por el contrato de la cafetería de la Asamblea de Madrid, que se realizó cuando ella era vicepresidenta de la Cámara. Cifuentes ha defendido que, como declaró en sede parlamentaria en la comisión de corrupción, en todas las mesas de contratación en las que estuvo se atendió "al cien por cien de los requisitos técnicos", que no modificó "ni una sola copa" y que tampoco participó en "la elaboración de los pliegos".

Pese a que ahora la decisión la tomará el juez, la exdirigente regional ha sostenido que en España el término imputación "ha perdido completamente su sentido" porque cuando se produce ya se está condenado tanto por los medios como socialmente.

"Ya eres culpable y ya luego no pasa nada si se te levanta la imputación. El sufrimiento entre medias en lo que se queda", ha manifestado.


NIEGA QUE SEA CLEPTÓMANA


La expresidenta 'popular' dimitió tras la difusión de un vídeo en que aparecía siendo registrada por un agente de seguridad en las dependencias de un supermercado. En las imágenes grabadas, Cifuentes sacaba unas cremas de su bolso como si hubiese pretendido robarlas. En la entrevista de Telecinco, la expolítica se ha defendido: "Las cremas llegan a mi bolso porque las meto yo", añadiendo que "las cremas se pagaron al momento" y que todo se debió a un descuido.


"Lo que no me podía imaginar era que alguien estaba grabando un vídeo de manera fraudulenta. Y que se usara ocho años después, previa extorsión", ha continuado la expresidenta. "Creo que lo he pagado con creces. Me sorprende que el asunto de las cremas se haya utilizado para intentar destruirme personalmente". 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH