domingo, 17 de noviembre de 2019

Albert Batlle niega una "tendencia al alza" de homicidios en Barcelona

|

El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, interviene durante el pleno extraordinario sobre Seguridad celebrado en el Ayuntamiento de Barcelona


No se puede hablar de una "tendencia al alza" de homicidios en Barcelona. Así lo considera el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, aunque ha admitido que este 2019 ya han muerto tres personas más que en 2018.


"La pérdida de una vida humana no tiene reparación posible", ha recordado Batlle durante su comparecencia en la comisión de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación Seguridad y Prevención, en la que también ha defendido que no ha habido un incremento de peleas en la ciudad.


El concejal también ha subrayado que su llegada al cargo ha supuesto un punto de inflexión en las prioridades en esta materia, y ha pedido la colaboración de todos los grupos de la oposición para abordar la problemática de forma integral: "Supongo que se ha notado un punto de inflexión en las prioridades", ha dicho.


Ha detallado que el Plan de Actuación Municipal (PAM) del mandato deberá incluir un plan de seguridad local, otro de convivencia y uno de la Guardia Urbana, así como políticas de prevención y un nuevo plan de seguridad vial, además de trabajar en urbanismo de género y lograr 1.000 nuevos agentes de la Urbana, entre otros.


En relación al dispositivo de este verano contra la venta ambulante ilegal, Batlle ha dicho que de junio a agosto se ha decomisado un total de 479.553 productos, y ha afirmado que se ha reducido el número de manteros en la ciudad hasta 140 este agosto, mientras que el mismo mes de 2018 era de 571 personas.


REFUERZOS DE PATRULLAJE


Ha recordado que se ha reforzado el patrullaje de la Guardia Urbana y de los Mossos d'Esquadra en el Front Marítim y el Port Olímpic -quese ha convertido en uno de los puntos calientes en el marco de la crisis de seguridad que vive la ciudad de Barcelona- con operativos específicos contra los robos y la venta de drogas, y ha asegurado que se trabaja en un plan que reforzará la coordinación con la seguridad privada y que instalará más cámaras en la zona.


El análisis de los robos con fuerza señala que la actividad policial se ha incrementado en un 51,7% desde 2018, de los 226 de 2018 a los 343 de 2019, un tendencia que también se repite en los robos con fuerza en el interior de vehículos (+17,4%) y en los robos con violencia, que han pasado de 679 a 1.066 (+57%).


CAMBIO DE RUMBO


Jordi Martí (JxCat) ha pedido que haya un ejecutivo municipal y no dos --en referencia a la cohesión del Gobierno de BComú y PSC-- y que tenga como prioridad este ámbito, y ha celebrado que ha habido un cambio de rumbo con Batlle respecto al anterior mandato, con un comisionado del área que siempre daba la cara pero tenía "pocos galones y poca capacidad política", según él.

Desde Cs, Paco Sierra ha pedido a Batlle que no se limite a ser solo un sustituto del comisionado, sino un teniente de alcalde que tome las riendas, aunque Colau sea la responsable de la Urbana: "Debe usted imponerse y no debe comprar su marco mental, un modelo de seguridad que ha fracasado en Barcelona".


Jordi Coronas (ERC) ha dicho que los dispositivos policiales no hacen desaparecer a los manteros y ha criticado que las operaciones en el Metro se hayan hecho con la Policía Nacional por asuntos de extranjería: "En lugar de resolver el problema, optamos por limpiarlo", ha aseverado, y ha pedido una reflexión sobre las propuestas de que la reincidencia en hurtos implique cárcel.


Desde el PP, Josep Bou ha defendido que Barcelona es una ciudad segura pero tiene problemas de inseguridad: "Tenemos que ir con mucho cuidado con lo que se dice", ha avisado, y ha sostenido que la mejor forma de ganar seguridad es que los ciudadanos tengan empleo y que la ciudad necesita un plan de seguridad y prevención con acción especial en las zonas más conflictivas.


La edil de BCN Canvi Eva Parera ha hecho un llamamiento a reflexionar al Gobierno municipal sobre el anterior mandato, y también a la Generalitat: "Viven instalados en el debate permanente de la desobediencia" cuando quienes gobiernan deben dar ejemplo y consensuar medidas ante una alarma social que no generó el líder del grupo, Manuel Valls, sino los delitos, ha señalado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH