​Vivir cerca de espacios verdes reduce el riesgo de obesidad e hipertensión

|

Investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) han descubierto que las personas mayores y de mediana edad que viven en barrios con más zonas verdes tienen menos riesgo de síndrome metabólico -un conjunto de afecciones que incluye obesidad e hipertensión- que aquellas que viven en vecindarios con menos zonas de vegetación.


Zonas verdes


El estudio, publicado en 'Environmental Pollution', ha analizado por primera vez la relación entre los espacios verdes cerca de la vivienda y el conjunto de este síndrome con datos de más de 6.000 personas del Reino Unido de entre 45 y 69 años, ha explicado el centro, impulsado por La Caixa.


La primera autora del estudio e investigadora del ISGlobal, Carmen de Keijzer, ha explicado que esta vinculación se puede deber a "las oportunidades que ofrecen los espacios verdes para realizar actividad física, así como la mitigación de la exposición a la contaminación del aire".


El síndrome metabólico es un conjunto de afecciones que se presentan al mismo tiempo y que incluye obesidad, hipertensión, niveles altos de azúcar en sangre y niveles anormales de grasa, y son un factor de riesgo importante para enfermedades no transmisibles (ENT) como ataques cardíacos, diabetes e ictus.


El también autor Payam Dadvand ha destacado que encontraron más beneficios para la salud en el caso de los espacios verdes que contaban con más cobertura de árboles, "lo que proporciona una base para futuras investigaciones para identificar las características de la vegetación que influyen positivamente en la salud".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH