martes, 29 de septiembre de 2020

La técnica del pastel en la historia del arte

|

La Fundación Mapfre reivindica la técnica del pastel en la historia del arte en una exposición en Barcelona, que recorre su trayectoria por la modernidad y que la directora de Cultura de la entidad, Nadia Arroyo, considera "excepcional" por su mirada global y por reunir piezas extremadamente frágiles.


Pieza de William Degouve de Nuncques 'Intu00e9rieur de foru00eat' 1894 en una exposiciu00f3n en la Fundaciu00f3n Mapfre



La muestra 'Tocar el color. La renovación del pastel' se podrá visitar en la Casa Garriga Nogués desde este jueves y hasta el 5 de enero de forma improrrogable con la presencia de nombres como Pierre-Auguste Renoir, Edgar Degas y Odile Redone, pero también de Pablo Picasso, Joan Miró, Joseph Stella y otros exponentes.


Comisariada por Philippe Saunier, conservador de museos y responsable de los pasteles del Musée d'Orsay de París hasta 2011, la exposición supone una "revisión de la modernidad internacional" a través de esta práctica creativa, ha explicado Arroyo.


Con una primera pieza de 1835, década en que aparece el término 'pastelista', la muestra reivindica la especificidad de esta técnica a partir de la segunda mitad del siglo XIX, cuando cobra un papel relevante en las innovaciones artísticas y muestra sus evoluciones en el siglo XX.


Saunier ha explicado sobre el recorrido: "Con esta exposición hemos querido contar una parte de la historia del arte en la que habitualmente no se pone el foco y que durante tanto tiempo marcó y condicionó la creatividad de los artistas: la jerarquía de las técnicas".


Autores como Jean Hélion o Jules Chéret miraron con nostalgia a su edad de oro, datada en el siglo XVIII como puede verse en 'Autorretrato', del primero o en 'La serenata', del segundo en la primera sección de la muestra.


Tradicionalmente, el pastel fue una técnica asociada a las artistas mujeres que conscientes de estar relegadas de los círculos académicos apostaron por este medio, manejable y económico, para encontrar un camino alternativo a las bellas artes, antes reservadas a los hombres, y en esta línea muestra piezas de Mary Cassatt, Berthe Morisot, Louise Abbéma y Louise-Catherine Breslau, entre otras.


El recorrido hace parada también en cómo los impresionistas encontraron en el pastel un medio que facilitaba el trabajo al aire libre y la captación del momento fugaz, hasta el punto que los pasteles de Edgar Degas "escriben un capítulo fundamental en la historia del arte moderno".


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH