lunes, 21 de septiembre de 2020

​El Supremo cree la versión de Trapero sobre la advertencia de riesgo de choques el 1 de octubre

|

El Tribunal Supremo da total credibilidad a la versión que aportaron los mandos de los Mossos d'Esquadra, incluido el mayor Josep Lluís Trapero, durante el juicio del procés cuando contaron que habían advertido hasta en dos ocasiones al Govern de Carles Puigdemont del riesgo de choques violentos durante el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.


Trapero accediendo al supremo



"El 28 de septiembre de 2017, los máximos responsables policiales del Cuerpo de Mossos d'Esquadra, a instancia propia, se reunieron con el presidente de la Generalitat de Catalunya, su vicepresidente, el acusado Oriol Junqueras, y el consejero de Interior, Joaquim Forn. Dicha reunión tenía como finalidad poner de manifiesto el problema de seguridad ciudadana que podría plantearse el 1 de octubre, debido a la gran cantidad de colectivos movilizados en aquellas fechas. Propusieron expresamente la suspensión de la votación del día 1 de octubre", explica el tribunal en su sentencia.


Pese a conocer las instrucciones contenidas en el auto de 27 de septiembre de 2017 del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya y los mandatos del Tribunal Constitucional, se les transmitió la decisión de seguir adelante con el referéndum. Ello dio lugar a la advertencia de Josep Lluis Trapero de la posible concurrencia a la votación de dos millones de personas, con el riesgo subsiguiente de graves incidentes entre agentes policiales y ciudadanos", añade.


Esta misma versión fue ofrecida tanto por Trapero como por los mandos de los Mossos Ferrán López, Juan Carlos Molinero, Manel Castellví y Emili Quevedo durante sus largas comparecencias como testigos en el juicio. Algunos apuntaron que Puigdemont llegó a decir en la reunión que "de ocurrir alguna desgracia se haría la Declaración Unilateral de Independencia".


Las advertencias de los mandos policiales "fueron gráficamente descritas por el señor Trapero en el juicio oral, cuando hablaba del encuentro de pocos miles de funcionarios policiales con dos millones de ciudadanos, cifra que entonces se preveía como de posible concurrencia, todos ellos dispuestos a no desistir de su ilusionado empeño en construir una inviable república independiente", subraya la sentencia.


El mayor Trapero declaró durante varias horas en el Supremo acompañado de su abogada, ya que él está acusado de rebelión en la Audiencia Nacional por su actuación en el otoño de 2017, en un juicio que está señalado para el próximo 20 de enero.


El mayor se enfrenta a 11 años de prisión por un delito de rebelión, el mismo del que están acusados los mandos políticos de los Mossos César Puig y Pere Soler, mientras que para la intendente Teresa Laplana se piden cuatro años de cárcel por un delito de sedición. Para la Fiscalía, la policía autonómica se posicionó "al servicio de la organización y de los fines independentistas", para lo que llevó a cabo "funciones impropias de un cuerpo policial".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH