domingo, 17 de noviembre de 2019

Isabel II abre el nuevo ciclo político en Reino Unido con la promesa de salir de la UE

|

Discurso de la Reina Isabel II, junto al pru00edncipe Carlos


La Reina comenzó diciendo que la prioridad del Gobierno "siempre ha sido asegurar la retirada del Reino Unido de la Unión Europea el 31 de octubre". Y que el Ejecutivo quiere un nuevo acuerdo con la UE basado en el libre comercio y la "cooperación amistosa", mientras que una ley de inmigración pondrá fin a la libertad de movimiento. 


También en relación con Brexit tendrán que ser aprobadas nuevas leyes sobre agricultura, pesca, servicios financieros y, además, el acuerdo de salida del club europeo.



Acompañada por el Príncipe Carlos, Isabel II resumió el programa del gobierno conservador, 26 proyectos de ley que se centran en la salida del Reino Unido de la UE (alrededor de un tercio) sobre el endurecimiento de las penas de prisión y la lucha contra la delincuencia, la inversión en el sistema nacional de salud, la infraestructura y la educación, y el establecimiento de un marco jurídico para la protección del medio ambiente, con la creación de un organismo regulador.


De los 26 proyectos de ley, siete están relacionados con el sistema judicial y la lucha contra la delincuencia. Se introducirán nuevas leyes penales para garantizar que los delincuentes tengan penas más largas y que el sistema de libertad condicional no permita, por ejemplo, que un asesino salga antes de tiempo de la cárcel si no coopera con las autoridades en relación con las víctimas.


Otras medidas anunciadas por la Reina incluyen el aumento del salario mínimo a 10,5 libras esterlinas por hora (11,95 euros), la reforma de la asistencia social a los adultos, la creación de un nuevo organismo regulador con competencias para sancionar penalmente las deficiencias de seguridad en los edificios, o el cambio de la política comercial del sistema ferroviario.


Más tarde, el gobierno publicó on line el discurso de la Reina y un sumario con todas las medidas. En un texto introductorio, Boris Johnson dijo que la salida de la UE "es una oportunidad decisiva" para establecer "un nuevo rumbo y una nueva dirección" para el país. "Hagamos lo que no se nos ha permitido hacer durante décadas, eliminemos la burocracia, establezcamos nuestras propias reglas y desatemos el talento, la creatividad, la innovación y la audacia que existe en cada rincón de nuestro Reino Unido".


El premier quiso destacar la gran novedad de este programa, la defensa del medio ambiente: "La gran estrella de nuestra legislación es un nuevo e importante proyecto de ley sobre el medio ambiente, una estrella que nos permitirá dirigir nuestro país hacia un futuro más limpio y ecológico. Esta legislación hará avanzar la labor de mi predecesor y establecerá un marco de objetivos jurídicamente vinculantes para reducir los plásticos, restaurar la biodiversidad y limpiar el agua y el aire. Y al demostrar que los británicos son realmente una nación de gente respetuosa con los animales, tomaremos medidas para mejorar el bienestar animal".


CON CAMISA DE FUERZA


Era la 65ª vez que la monarca acudía a la Cámara de los Lores para presentar el discurso de la Reina, que marca la apertura de la sesión parlamentaria. Sin embargo, este discurso está dominado por el calendario: faltan 17 días para la salida de la  UE  y el Gobierno británico, apoyado por una minoría en la Cámara de los Comunes, se encuentra con camisa de fuerza. Los críticos de Boris Johnson dicen que el discurso no es más que un "manifiesto electoral", como dijo la nacionalista escocesa Joanna Cherry.



El líder de la oposición, Jeremy Corbyn, dijo que "un discurso de la Reina y una apertura del Parlamento es absurdo". "Lo que tenemos es una emisión política partidista desde el trono".


Más allá de la "larga lista de la compra" que fue el discurso, "que no vale nada", la editora de Política de la 'BBC' Laura Kuenssberg señala que el mensaje viene de "un universo paralelo" en el que Boris Johnson puede resolver todos los desafíos.


Incluso antes del discurso de la Reina, los medios de comunicación británicos avanzaban que contendría 22 nuevos proyectos de ley, en lo que el Gobierno califica como un "ambicioso programa para un Reino Unido post-Brexit". Delincuencia, inmigración, salud y medio ambiente fueron presentados como los temas centrales, con los laboristas hablando de acrobacias políticas y una pérdida de tiempo, ya que todavía no hay acuerdo para que el país abandone la Unión Europea y el Gobierno está en minoría en la Cámara de los Comunes.


INCIERTO BREXIT


Boris Johnson insiste en que la salida tendrá lugar el 31 de octubre, fecha prevista, aunque las negociaciones del fin de semana con Bruselas no han tenido éxito, con el anuncio de la presentación del presupuesto el 6 de noviembre.


"Conseguir el Brexit el 31 de octubre es absolutamente crucial", dijo Johnson antes de la ceremonia. "Pero la gente de este país no sólo quiere resolver el Brexit... este discurso optimista y ambicioso de la Reina nos pone en el camino para asegurar todo eso y más", dijo.


Después del discurso, hay un debate que durará hasta el final de la semana y una votación en la Cámara de los Comunes, que debería tener lugar la próxima semana.Aunque el discurso sea finalmente derrotado por los diputados, Johnson no está obligado a renunciar -la última vez que ocurrió, en 1924, el Primer Ministro dejó el cargo-. De hecho, los eurodiputados y el Reino Unido esperan noticias del Consejo Europeo del jueves y el viernes. Sobre la base de lo que traiga Johnson de Bruselas, se determinará el destino de su Gobierno.


Si Boris Johnson quiere convocar elecciones anticipadas, necesita una mayoría de dos tercios de los parlamentarios para aprobar la medida. Ya lo ha hecho dos veces.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH