miércoles, 26 de febrero de 2020

Las incógnitas de la readmisión del Reus a segunda B

|

El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) ha anulado la resolución de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) del pasado mes de julio que decretó el descenso del CF Reus Deportiu de Segunda División B a Tercera, al considerar que hubo "indefensión" y que no se ofreció al club "conocimiento de la inadmisión del aval presentado".


Plantillareus 2



"Es innegable que la falta de notificación del acuerdo de inicio de procedimiento sancionador con trámite de audiencia redunda en perjuicio de la entidad, le produce indefensión e imposibilita el ejercicio de sus derechos al no darle conocimiento de la inadmisión del aval presentado y por tanto inicio del procedimiento ni del trámite de audiencia y su posibilidad de alegar al respecto, vulnerando de este modo varios de los derechos esenciales de todo procedimiento sancionador", recoge el fallo del organismo del pasado viernes 11 de octubre, al que ha tenido acceso el medio de derecho deportivo IUSPORT.


"La resolución dictada por el Secretario General de la RFEF se limita a afirmar la falta de constitución de aval y a aplicar de forma automática y sin más motivación la consecuencia, siendo únicamente en el informe emitido en el presente expediente, donde afirma la falta de validez del aval amén de su falta de presentación en original, su emisión en inglés, afirmando su no ejecutabilidad", añade.


Además, afirma que "la posibilidad de alegar y justificar lo que a su derecho conviniese" debió darse "en el seno de un procedimiento sancionador federativo". "Su ausencia es determinante de la nulidad de la resolución por haberse dictado sin seguir el procedimiento extraordinario, ni ningún tipo de procedimiento con la mínima constatación de los hechos y su valoración por parte de la RFEF y con trámite de audiencia a la entidad, lo que conforme reiterada doctrina constitucional, genera indefensión al CF Reus", manifiesta.


El 28 de enero, el Reus, que competía en ese momento en Segunda, fue expulsado por LaLiga durante tres años del fútbol profesional y multado con 250.000 euros por incumplir los pagos de los salarios a sus futbolistas y su cuerpo técnico. Por la misma razón, la RFEF denegó el 17 de julio la admisión del equipo en Segunda B para la temporada 2019-20, acarreando así su descenso inmediato a Tercera División.


En aquella ocasión, el TAD, curiosamente, desestimó en agosto la cautelar, una decisión que obligó a la entidad catalana a inscribirse en Tercera. En septiembre, fue expulsado de la competición en la cuarta categoría del fútbol español por la deuda acumulada con la RFEF y por no comparecer en los primeros partidos de liga.


Paralelo al 'viacrucis' del Reus, la RFEF puso en venta, por 452.022 euros, la plaza dejada por el equipo en Segunda B, que se adjudicó el FC Andorra, propiedad del jugador del FC Barcelona Gerard Piqué." El misterio ahora es saber qué sucede con el Andorra que ya ha empezado a jugar en esta categoría. De hecho en las respectivas ligas que juegan tanto el Reus como el Andorra llevan ya ocho partidos jugados y la entrada o salida de alguno de ellos complicaría mucho la situación.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH