domingo, 15 de diciembre de 2019

Sánchez e Iglesias alcanzan un preacuerdo para formar un Gobierno progresista "para cuatro años"

|

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, han alcanzado un preacuerdo para formar un Gobierno de coalición progresista. 


Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el preacuerdo de Gobierno


El principio de acuerdo se ha alcanzado en menos de 48 horas desde las elecciones generales del pasado domingo. Sánchez ha destacado que "será un Gobierno rotundamente progresista" con vocación para el conjunto de la legislatura.


El presidente socialista ha calificado de "ilusionante" la firma del preacuerdo. "Los españoles han hablado y nos corresponde a nosotros traducir su voluntad y superar el bloqueo. El acuerdo no fue posible tras las anteriores elecciones. Somos conscientes de la decepción que supuso entre los votantes progresistas y los ciudadanos que querían un gobierno", ha agregado.


Iglesias ha dicho que "es el momento de dejar atrás cualquier reproche" porque es "un verdadero honor poder trabajar desde el Gobierno". Sánchez sabe que podrá contar con toda nuestra lealtad y que nos vamos a dejar lo mejor de nosotros mismos", ha añadido.


El dirigente de la formación morada ha destacado que "lo que en abril era una oportunidad histórica se había convertido en una necesidad histórica. Hemos alcanzado un preacuerdo para conformar un Gobierno de coalición en España que combine la experiencia del PSOE con la valentía de Unidas Podemos, que trabaje por el diálogo para afrontar la crisis territorial". 


Preacuerdo PSOE PODEMOS


Ambos han hablado de lealtad y generosidad mutua y, sobre la formación del nuevo Gobierno, el presidente ha indicado que  hay "voluntad de aprovechar los perfiles más idóneos", si bien entre los comunicadores presentes se ha dado por hecho que Iglesias será vicepresidente.


El jefe del Ejecutivo en funciones ha precisado que el acuerdo nace para abrirse a otras fuerzas políticas para lograr una "mayoría viable y sostenida" y para ello abrirá una ronda de contactos con el resto de los grupos políticos.


PREACUERDO


El preacuerdo alcanzado para un "Gobierno progresista de coalición" se compromete a "garantizar la convivencia en Catalunya" y la "normalización" de la vida política fomentando el diálogo "siempre dentro de la Constitución".


El documento precisa que las dos formaciones tienen abierta aún una negociación sobre la estructura y el funcionamiento del nuevo gobierno, que perseguirá situar a España como "referente de la protección de los derechos sociales en Europa, tal y como los ciudadanos han decidido en las urnas".



Las dos formaciones afirman compartir "la importancia de asumir el compromiso en defensa de la libertad, la tolerancia y el respeto a los valores democráticos como guía de la acción de gobierno" y asegura que el nuevo Ejecutivo "se regirá por los principios de cohesión, lealtad, y solidaridad gubernamental, así como por el de idoneidad en el desempeño de las funciones".


El preacuerdo incluye un decálogo con los ejes prioritarios de la actuación de ese Gobierno progresista de coalición y que, además de atender a la crisis en Catalunya, se centrará en "consolidar el crecimiento y la creación de empleo"; "combatir la precariedad del mercado laboral y garantizar trabajo digno, estable y de calidad".


Trabajará también por la regeneración y la lucha contra la corrupción. Protegerá los servicios públicos, especialmente la educación incluyendo el impulso a las escuelas públicas de 0 a 3 años, la sanidad pública y a la atención a la dependencia; revalorizará las pensiones conforme al coste de la vida; asegurará la vivienda como derecho y no como mera mercancía; apostará por la ciencia como motor de innovación tecnológica; recuperará talento emigrado y controlará la extensión de las casas de apuestas.


Otro de los ejes de actuación será la lucha contra el cambio climático, buscando que la transición ecológica se haga de manera justa, protegiendo la biodiversidad y garantizando un trato digno a los animales.



El Gobierno progresista trabajará también para fortalecer a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos; impulsar la reindustrialización y el sector primario, así como el impulso digital.


También se comprometen con la aprobación de nuevos derechos que profundicen el reconocimiento de la dignidad de las personas como el derecho a una muerte digna, a la eutanasia, la salvaguarda de la diversidad y el reconocimiento de España como un país de memoria y dignidad.


Otro de los ejes de actuación será asegurar la cultura como derecho y combatir la precariedad en el sector; fomentar el deporte como garantía de salud, integración y calidad de vida.


Las políticas feministas suponen otro ámbito de actuación prioritaria. El acuerdo habla de garantizar la seguridad, la independencia y la libertad de las mujeres a través de la lucha decidida contra la violencia machista, la igualdad retributiva, el establecimiento de permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, el fin de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la elaboración de una ley de igualdad laboral.


El preacuerdo se compromete también a "revertir la despoblación" y dar un "apoyo decidido a la llamada España vaciada" y a ejercer la justicia fiscal y el equilibrio presupuestario porque "la evaluación y el control del gasto público es esencial para el sostenimiento de un Estado del bienestar sólido y duradero".


Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se abranzar tras firmar el preacuerdo para un Gobierno de coalición


La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra; el secretario general del grupo, Rafael Simancas, y el secretario general de Presidencia, Félix Bolaños, acompañan a Sánchez en la reunión.


Los tres han subido juntos a la cuarta planta de la primera ampliación del Congreso, donde tiene lugar el encuentro tras el que está previsto que Sánchez e Iglesias comparezcan juntos para realizar una declaración sin preguntas ante los medios de comunicación.


Pablo Echenique y Juan Carlos Monedero y representantes de las confluencias de Unidas Podemos han acompañado a Pablo Iglesias.


Así, junto con Iglesias, Echenique y Monedero, de la dirección de Podemos, están en esa cuarta planta del edificio de ampliación del Congreso los diputados electos Jaume Asens, cabeza de lista de En Comú Podem, los gallegos Yolanda Díaz y Antón Gómez Reino, de En Común Galicia, y el secretario general del PCE y dirigente de IU Enrique Santiago.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH