jueves, 5 de diciembre de 2019

Las tres mentiras de Eloi Badia sobre la sentencia del Supremo en la "guerra del agua"

|

El concejal de agua y energía del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, ha aparecido ante los medios adoptando una actitud prepotente y no de humilde acatación después de hacerse públicas las contundentes sentencias en contra de sus tesis sobre la remunicipalización del agua, refutadas una por una por el Supremo de forma unánime.


Insiste Badia en que el proceso de remunicipalización del agua se podría retomar "ahora mismo", aunque admite que será más díficil, queriendo hacer una nueva cabriola sabiéndose en el suelo y no en el cielo, pese a contar entre sus fieles cortesanos, a los miembros de su plataforma afín creada "ad hoc", Agua es Vida. 


Badia ha defendido a capa y espada todos y cada uno de sus estrepitosos proyectos fracasados, en una actitud que imita al protagonista del "traje nuevo del emperador" que aún sabiéndose sin ropa osó desfilar por las calles de su reino como Dios le trajo al mundo, con descaro, "sin vergüenza" y son muchas las generaciones que conocen como acabó el cuento del danés Hans Christian Andersen.


Quién obstenta el poder de forma compartida,como lo hace Badia en la AMB,formando parte de un cuatripartido supramunicipal ha denostando en cada ocasión, en la que ha tenido oportunidad, el trabajo de los miles de trabajadores que hacen funcionar la empresa mixta que bajo la fórmula de la colaboración público-privada actualmente se ocupa de la gestión de todo el ciclo del agua tanto en Barcelona como en toda su Área Metropolitana y que da servicio a cerca de 3 millones de usuarios. Es decir, consigue hacer fácil lo difícil, y eso, para Eloi Badia a la vista de todo el mundo parece ser un enorme agravio y no un motivo de orgullo barcelonés, porque la empresa se llama Agbar y no le cae bien a sus competidores en el sector, con sede social fuera de Catalunya, pero ávidos y con jugosos intereses en poner sus manos en la gestión del agua catalana de la que no han aprendido nada tras la chapuza de la ATLL


Todos sus intentos han fracasado y ahora ante la aplastante argumentación "unánime" del Tribunal Supremo, ha optado por continuar con su estrategia de "hacerse el sueco" y no de ser humilde y admitir su vergonzante derrota ante este Alto Tribunal. Un litigio que ha costado ya a los bolsillos de todos los barceloneses la friolera de cerca de 3,3 millones de euros entre servicios jurídicos y subvenciones a los afines.  Si Badia optara por la expropiación esta situaría la broma económica en casi 500 millones de euros. Vamos que el chiste de los comunes les está costando muy caro a sus conciudadanos que empiezan a estar más que hartos de los "numeritos" de su alcaldesa, Ada Colau. 


BADIA VA DE FAROL Y CUENTA TRES MENTIRAS ANTE EL FALLO DEL SUPREMO


Esta mañana, en una entrevista concedida a TV3, Badia ha vuelto a tirar de argumentario "falaz" para criticar la resolución del Supremo. Estos son los tres argumentos falsos que ha utilizado el concejal.



1. "La ciudadanía en general quiere que el agua se gestione de forma pública"


Según el barómetro sobre la valoración de las prestaciones públicas realizado por el Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR), el 70% de los barceloneses aprueba el servicio municipal de agua que  lleva a cabo la empresa mixta del agua de Barcelona.


Asimismo, también es el servicio que tiene menos descontentos entre los encuestados: sólo el 12% de la ciudadanía (1 de cada 10) muestra su discrepancia con el servicio actual.


2. "Mañana mismo podríamos iniciar la remunicipalización"


Badia ha hecho este comentario un día después de hacerse públicas las sentencias del Tribunal Supremo (TS) que avalan la sociedad mixta Aguas de Barcelona constituida en 2012 por la AMB y Agbar, y que también tumba la anulación emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).


De hecho, el concejal reconoció que a raíz del posicionamiento del Supremo el proceso de remunicipalización costará más - "hoy la situación se hace algo más cuesta arriba" - y que se necesitaría una mayoría que el equipo de gobierno municipal no tiene para hacerla posible.


Lo determinante en opinión del Tribunal Supremo es la validez y vigencia de la concesión que se concedió en 1953 y tiene una vigencia hasta el año 2047. El Supremo deja claro que la titularidad de las infraestructuras para llevar a cabo el servicio es de SGAB, que otorgaba a la sociedad mixta unos derechos que siguen vigentes en la actualidad gracias a la colaboración público-privada.


3. "Nuestra función es velar por unos precios públicos, y es una faena conseguir una rebaja"


Dicha rebaja de la tarifa del agua ha sido una últimos logros por ver de Badia porque está pendiente de aprobación del organismo de la Generalitat. Sin embargo, un análisis detallado de qué elementos de la factura subirán y cuáles bajarán deja una imagen muy diferente de la que quiere transmitir el Ayuntamiento.


El consistorio aprobó una bajada del recibo del agua, pero al mismo tiempo acordó una subida de un 5% de la tasa de residuos y también un aumento de la tasa de alcantarillado. Por lo tanto, la factura final del agua puede que baje en su tarifa, pero como consecuencia de la elevación de los impuestos la cuenta a pagar por los consumidores podría ser incluso superior a la actual.


Por otra parte, uno de los principales expertos en gestión del agua de Cataluña, Joaquín Tornos, explicó en una entrevista a Catalunyapress que un modelo íntegramente público sin participación privada no garantiza un abaratamiento de los precios por sí mismo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH