lunes, 16 de diciembre de 2019

¿Cuál será la "cuota" del PSC en el próximo consejo de ministros?

|

Uno de los grandes valedores de Pedro Sánchez durante su travesía en el desierto fue el PSC. Tras su retirada para evitar el gesto de investir a Mariano Rajoy, la federación catalana se convirtió para Sánchez en un apoyo imprescindible en su regreso al poder. Empezando por su reconquista de la secretaría general del partido.


Tanto en el periodo previo a las primarias de 2017, como en la misma campaña contra la expresidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, los socialistas catalanes respaldaron al actual presidente del Gobierno sin apenas fisuras.


Dos años más tarde, Sánchez ha neutralizado los focos de disidencia, ha rehecho la directiva a su medida y ha entendido cuáles son sus amigos. Prueba de ello es el rol que juegan los socialistas catalanes en las decisiones que se toman desde Ferraz -como se vio en el cambio de última hora del programa para las últimas elecciones que no incluía el concepto federal en su primer redactado--. O la inclusión de Salvador Illa en la terna que ha negociado con ERC su abstención en la investidura de Pedro Sánchez.


PSC 10N


Dadas estas relaciones de confianza, parece poco probable que no haya una "cuota catalana" en el próximo Gobierno. La única complicación para Sánchez es elegir el quién y el dónde: qué miembros de la federación catalana del PSOE podrían acompañar al presidente en su gabinete de ministros.


SALVADOR ILLA, MANO DERECHA DE ICETA


El secretario de organización del PSC, Salvador Illa, es uno de los hombres fuertes de Iceta. Reúne en su persona la capacidad logística del "fontanero" que se las tiene que bregar con un partido que en Catalunya suele estar en el ojo de mira, como sus buenos contactos con las distintas familias del socialismo catalán, tanto federalistas como constitucionalistas --hay que recordar que Illa siempre ha participado en las convocatorias de Societat Civil Catalana.


Discreto, correcto y funcional, Illa podría ocupar una cartera de carácter más bien gestor y constituiría el desembarco más visible del PSC en el nuevo gabinete. Es cierto que sus nuevas obligaciones dejarían descuidado el flanco interno de la organización en Catalunya, pero uno de los viejos "capitanes" como Javier Zaragoza o Antoni Balmón podría tomar su relevo.


Otro nombre que también suena es el del exlíder del PSC y ahora delegado del Consorcio de la Zona Franca, Pere Navarro, que lleva años en una segunda línea pero es uno de los mejores reservistas del partido dada su experiencia institucional.


Aunque también aparecen en las quinielas algunas alcaldesas de la corona "roja" de Barcelona, quizá el PSC prefiere no perder a políticas bien posicionadas como Nuria Marín o Nuria Parlón. Pese a la vocación paritaria del sanchismo, más vale conservar el buen papel que juegan estas alcaldesas en sus municipios, piensan en el partido.


CONGRESO Y SENADO, ¿A QUIÉN PONEMOS?


Otro flanco que se abre en esta nueva legislatura es la renovación de Meritxell Batet y Manuel Cruz en la presidencia del Congreso y del Senado, respectivamente. Por distintos motivos, su continuidad al frente de las instituciones legislativas parece pender de un hilo.


En el caso de Batet, el síndrome vertiginoso que padece --que ya la obligó a abandonar la pasada campaña por prescripción médica-- le puede obligar a pasar un tiempo alejada de la primera línea para garantizar su plena recuperación.


Por otro lado, la andadura de Manuel Cruz al frente de la Cámara Alta ha sido menos lucida de lo esperada. Los casos de presunto plagio que han salpicado su carrera, sumados a su perfil político más vocacional que profesional --Cruz es profesor de filosofía en la Universidad de Barcelona--, lo podría llevar a dar un paso atrás para volver al aula.


Si tanto Batet como Cruz se caen de ambos puestos, Sánchez podría intentar resucitar la candidatura de Iceta para una de ambas cámaras. En su momento, Iceta fue propuesto como candidato al Senado, pero las fuerzas independentistas vetaron su candidatura en mayo de 2019. Quizá ahora, en medio de las negociaciones para la investidura, el líder del PSC ya pueda ser "desvetado" por los futuros socios del Ejecutivo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH