lunes, 16 de diciembre de 2019

Arranca la Cumbre del Clima 'de la emergencia' con 50 líderes mundiales

|

COP25, Cumbre del Clima


La cumbre climática de las Naciones Unidas (COP25) arranca en Madrid con la presencia de 50 líderes mundiales y con todas las alarmas climáticas encendidas. 


Durante la 25ª Conferencia de las Partes (COP25) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se celebra hasta el 13 de diciembre, se esperan delegaciones de 196 países, así como los máximos representantes de la Unión Europea y de varias instituciones internacionales, lo que supone "todos los países del mundo", según un comunicado del Gobierno.


El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, preside la sesión inaugural de la cumbre, que tiene como lema "Es hora de actuar".


"EL MUNDO NOS ESTÁ MIRANDO"


La inauguración procedimental de la Cumbre del Clima de Madrid -XXV Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP25)- se ha producido este lunes 2 de diciembre hacia las 8.30 horas cuando el ministro del Clima de Polonia y presidente de la COP24, Michal Kurtyka, ha realizado el traspaso de la presidencia a la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt Zaldívar.


"El mundo nos está mirando. Es tiempo de actuar", ha dicho la nueva presidenta, asegurando que el lema de la COP25 "no es un eslogan" porque es necesario que la transición climática sea "más rápida, justa e inclusiva".


Durante la inauguración procedimental de la COP25 Kurtyka, presidente de la COP24, celebrada el año pasado en Katowize (Polonia), ha declarado la apertura de la COP25 y el plenario ha elegido por aclamación a la presidenta de la COP25, la chilena Schmidt Zaldívar. Acto seguido el ministro traspasado la presidencia y el equipo de la COP ha subido al escenario.


Schmidt Zaldívar ha subrayado que la presidencia chilena representa a América Latina y el Caribe y que los países en desarrollo tienen problemas ambientales, sociales y políticos distintos a los desarrollados. "Tenemos un desafío común pero con necesidades diferenciadas", ha especificado, al tiempo que ha recordado que las crisis sociales, como la que vive su país, y las ambientales, son dos caras de la misma moneda que hay que enfrentar de modo común.

AMBICIÓN CLIMÁTICA


También ha afirmado que los compromisos acordados en 2015 en el Acuerdo de París no son suficientes y ha invitado a todos los gobiernos del mundo entero y al resto de actores a unirse a la Alianza por la Ambición Climática, de la que ya forma parte España, para actualizar en 2020 los las contribuciones nacionales de reducción de gases de efecto invernadero (NDC) y comprometerse a la neutralidad climática en 2050. El día 11 de diciembre, según ha recalcado, será el día de la ambición climática.


Schmidt Zaldívar ha recordado que se cumplen 25 años de las COP, una fecha que debe hacer reflexionar ante una ciudadanía que pide no sólo más justicia, sino más igualdad y consideración con los más vulnerables, así como un cambio de rumbo para establecer compromisos concretos y metas claras.


Previamente, el ministro polaco ha recordado que la COP24 dio lugar a lo que se conoce como las reglas de Katowize para la implementación del Acuerdo de París, aunque ha recalcado que quedan algunas "páginas en blanco" que la CO25 debe resolver. Un año después, tal y como ha recalcado, el mundo ha cambiado, pero ha manifestado su confianza en los jóvenes, que tienen el "coraje" de exigir la actuación.


Medio centenar de Jefes de Estado y de Gobierno, ministros, representantes de gobiernos de 196 países, organizaciones internacionales, grandes empresas y organizaciones empresariales, actores de la sociedad civil y de distintas ONG ambientales y medios de comunicación de todo el mundo asisten este lunes hacia las 11.00 horas a la inauguración oficial de la cita anual del clima, que se celebra del 2 al 13 de diciembre en Madrid para tratar de impulsar la acción mundial contra la emergencia climática e implantar a partir de 2020 el Acuerdo del Clima de París.


En el aspecto más técnico de la Cumbre, las negociaciones se centrarán en implementar el único aspecto que queda sin acordar para la operatividad plena del Acuerdo de París, el artículo 6, referido a la regulación de los mercados de carbono. Sin embargo, el foco de esta cita se ha puesto en la importancia de que los países firmantes anuncien su voluntad de aumentar la ambición climática, incrementando sus contribuciones nacionales de reducción de CO2 (NDC), algo que deberán expresar formalmente a lo largo de 2020.


En una rueda de prensa celebrada este domingo 1 de diciembre, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, ha exigido mayor voluntad política para que el reto que tiene el planeta en la lucha contra el cambio climático no sea "inalcanzable". "Estamos en el hoyo y cavando, y es demasiado tarde para escapar", ha avisado.


DE CHILE A MADRID


La cumbre climática estaba inicialmente programada para celebrarse en Chile, pero a fines de octubre el gobierno chileno decidió cancelar el evento alegando que no había condiciones debido a un movimiento de impugnación interna y disturbios civiles.


El Gobierno avanzó con la propuesta de organizar la gran conferencia anual sobre Cambio Climático y logró tener todo listo para su inauguración en Madrid, aunque la presidencia de la Cumbre sigue siendo de Chile.


ACUERDO DE PARÍS


Las aportaciones de los países al Fondo Verde del Clima para ayudar a los países en desarrollo y la creación de un mecanismo de compensación para las naciones que sufren daños por fenómenos climáticos extremos son algunos de los compromisos a los que se han adherido prácticamente todos los países del mundo, pero que tardan cuatro años en cumplirse tras la firma del Acuerdo de París.


La conferencia está a casi un mes de la entrada en vigor del Acuerdo de París, prevista para 2020, cuando los países signatarios deben presentar medidas concretas para limitar el aumento de la temperatura mundial y establecer nuevos objetivos para contener sus emisiones de carbono.


Uno de los temas centrales que podría forzar las negociaciones maratonianas es la creación de un mercado global de derechos de emisión de carbono, que no existe y que actualmente es una fragmentada manta regional de venta e intercambio de permisos para contaminar.


Desde el punto de vista científico, el sentido de urgencia es claro: los informes más recientes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático apuntan a un escenario ya irreversible de:


- Aumento de las temperaturas mundiales.


- Aumento del nivel de los océanos.


- Una cascada de efectos combinados que derivarán desastres ambientales en los próximos decenios.


LIMITAR EL AUMENTO DE LA TEMPERATURA


Para alcanzar el objetivo fijado en París en 2015 de limitar los aumentos de la temperatura mundial con respecto a los niveles preindustriales para 2100, será necesaria una reducción anual del 7,6% de las emisiones de dióxido de carbono, según los últimos datos de las Naciones Unidas.


Junto con la COP25, las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil promueven una agenda paralela de actividades, en la que se destaca la presencia de la activista sueca Greta Thunberg, la cara de un movimiento mundial liderado por muchos estudiantes -en huelgas por el clima- de contestación y demanda de respuestas de los líderes mundiales.


La activista sueca partió el 13 de noviembre desde el puerto estadounidense de Salt Ponds, en el estado de Virginia, en un catamarán, esperando llegar a Lisboa, camino a Madrid, el martes.


En 2020, la COP26 está programada para Glasgow, Escocia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH