sábado, 14 de diciembre de 2019

​Rajoy desvela que Urkullu pidió el traslado de presos de ETA y él se negó

|

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ha desvelado este martes que el lehendakari, Íñigo Urkullu, pidió el traslado de presos de ETA y él se negó porque "no se le debía nada" a la banda terrorista y se debía disolver sin que hubiera ninguna compensación.


Rajoy en la presentación del libro de Fernández Díaz



Rajoy ha sido preguntado por el fin del terrorismo vasco, en una entrevista en la COPE, a lo que ha respondido que fue "una gran satisfacción" que ETA se disolviera "a cambio de nada". Ha explicado que, antes de la disolución, Urkullu estaba "empeñado" en acercar a presos a las cárceles de Euskadi, algo a lo que él se negó porque entendía que la banda se tenía que disolver sin contrapartidas.


"Había gente que decía que era un intransigente, pero ETA se disolvió a cambio de nada", ha resumido Rajoy. "El PNV no estaba a favor de ETA ni de sus métodos, pero no se por qué había que acercar los presos de ETA. No sé qué se les debía, ni por qué había que hacerlo", ha argumentado.


Por ello, el expresidente del Ejecutivo ha puesto en valor que al final, "con firmeza", la banda "se disolvió", en referencia a las peticiones recurrentes del lehendakari.


Por otro lado, al ser preguntado por la crisis política en Cataluña durante el mes de octubre de 2017 y la subsiguiente aplicación del artículo 155, Rajoy ha admitido que no fue una decisión fácil y se planteó como "último recurso" tras la Declaración Unilateral de Independencia del Parlament.


"Lo bueno del 155 es que hoy todo el mundo sabe que la nación tiene instrumentos para defenderse de quienes atacan su unidad y su soberanía. Lo saben sobre todo los secesionistas, son los que mejor lo saben", ha reflexionado.


Sobre su relación con el expresident Artur Mas, ha indicado que mantuvo varias reuniones en una vivienda del dirigente catalán para verse de forma informal y discreta. Ha lamentado que su partido, Convergencia, se "tragara el veto" de las CUP en 2016 y "aceptara el chantaje" para elegir a Carles Puigdemont como president de la Generalitat en detrimento de Mas.


De Puigdemont ha destacado su intransigencia, ya que, según Rajoy, era "absolutamente imposible negociar" con él. "Lo único que decían era que tenía que haber un referéndum sí o sí, todo lo demás era irrelevante", ha argumentado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH