sábado, 29 de febrero de 2020

Irán reconoce haber derribado el avión ucraniano "por error"

|


Irán ha reconocido que derribó "de forma involuntaria" el avión ucranio que se estrelló el pasado miércoles 8 de enero tras despegar del aeropuerto de Teherán y en el que fallecieron 176 personas-la totalidad de sus ocupantes- según ha confirmado el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes en la televisión estatal del país. 


El presidente de Irán, Hassan Rouhani, calificó el derribo de "gran tragedia y un error imperdonable" este hecho. Hasta este sábado, las autoridades iraníes negaron la posibilidad de que sus misiles alcanzaran la aeronave de forma tajante, aunque EEUU o Canadá hablaban de las altísimas probabilidades de que el avión había sido alcanzado por un cohete iraní. 

Según el comunicado del ejército iraní difundido a primera hora de este sábado, los responsables del "error" serán remitidos a un departamento judicial dentro de las Fuerzas Armadas de Irán y rendirán cuentas.


"El accidente del avión ucranio a principios de esta semana fue causado por un error humano y por el atrevimiento de Estados Unidos", escribió el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad, en su cuenta de Twitter. 


La admisión de culpabilidad de Irán sobre el siniestro del vuelo PS752 de Ukraine Airlines International ha llegado por sorpresa. Un giro radical en la postura oficial iraní tras casi cuatro días de tensión y presión internacional para que Irán hiciese una investigación transparente y asumiese responsabilidades. La tragedia se produjo unas tres horas después de que Irán llevara a cabo el lanzamiento de 22 misiles balísticos en dos bases militares estadounidenses en Irak


Tras el comunicado de Irán, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha reclamado una disculpa oficial por los canales diplomáticos así como una compensación. "Incluso antes de que finalizase una comisión internacional, Irán se declaró culpable del siniestro en el avión ucranio, pero insistimos en la admisión total de la culpa. Esperamos de Irán garantías de que la investigación va a ser completa y abierta, que lleven a los responsables ante la justicia, devuelvan los cuerpos de los muertos, el pago de una indemnización y disculpas oficiales a través de los canales diplomáticos", ha dicho Zelenski en un comunicado oficial. 

Zelenski ha pedido que el equipo de 45 expertos enviados por Ucrania para esclarecer el incidente tenga acceso total y cuente con la cooperación de las autoridades iraníes.


En el avión había 176 personas: 167 pasajeros y nueve miembros de la tripulación. El avión, un Boeing 737, salió del aeropuerto de Teherán, la capital de Irán, a las 6.12 horas del miércoles 8 de enero con destino a la capital ucraniana de Kiev. Según 'FlightRadar 24' el avión se estrelló dos minutos después del despegue - la hora en que se recibió la última señal - entre las ciudades de Parand y Shahriar.


"RUMORES ILÓGICOS"


Al principio, las autoridades de Irán tildaron de "rumores ilógicos" las informaciones sobre la posibilidad que el avión ucraniano siniestrado fuera abatido por misiles iraníes. El director de la Organización de la Aviación Civil de Irán, Ali Abedzadeh, recalcó que "desde un punto de vista científico era imposible que un misil hubiera abatido el avión ucraniano".


Horas antes, fuentes oficiales norteamericanas que consultó la cadena de televisión 'CBS' indicaron creer que Irán había abatido el aparato, un suceso que causó la muerte de 176 personas, una tesis que avaló también en cierta medida el mismo presidente, Donald Trump.


Entre los muertos del vuelo PS752 había 82 iraníes, 63 canadienses, once ucranianos, debe suecos, cuatro afganos, tres alemanes y el mismo número de ciudadanos británicos. El avión, un Boeing 737, se estrelló pasadas las 6.00 (hora local), "minutos después" de elevarse.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH