miércoles, 1 de abril de 2020

El Hospital Clínic busca un "cambio de modelo" con la detección precoz de enfermedades del hígado

|

El Hospital Clínic de Barcelona lidera el proyecto europeo 'Liverscreen' que evaluará el potencial de la elastografía hepática --una técnica no invasiva para la detección precoz de las enfermedades del hígado-- con el objetivo de "cambiar el modelo asistencial" a través del cribaje de la población.


El director del grupo de investigación en obesidad y diabetes del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (Idibaps), Josep Vidal, y el jefe del servicio de hepatología del hospital, Pere Ginés, han presentado este miércoles en rueda de prensa un proyecto enmarcado en el programa Horizon 2020 con un coste de 6 millones de euros.


Para Vidal el proyecto supone "un avance en el diagnóstico y en el tratamiento" a los pacientes ya que ha estimado que un periodo de cinco años puedan identificar qué grupos son más vulnerables a desarrollar alguna enfermedad hepática, cuando una de cada cuatro personas en el mundo tiene el hígado graso de origen no alcohólico.


El Hospital Clu00ednic busca un cambio de modelo con la detecciu00f3n precoz de enfermedades del hu00edgado



Ginés ha detallado que podrían llegar a descartar entre un 70% y un 80% de la población que no estaría en riesgo, lo que facilitaría el abordaje de las enfermedades en el hígado que, a su juicio, "tienen estigma social, son muy frecuentes y su prevalencia" aumenta en relación a las epidemias de obesidad y diabetes.


Ha insistido en la importancia de cambiar el paradigma porque a causa de la detección tardía --no producen ningún síntoma hasta una fase avanzada-- los pacientes pueden desarrollar una enfermedad hepática de gravedad de elevada mortalidad con unos "costes médicos, económicos y un impacto extraordinariamente importantes" en la sociedad.


COORDINACIÓN ASISTENCIAL


Ginés ha explicado que en el proyecto participarán 43 hospitales y centros de investigación de España, Dinamarca, Francia, Holanda, Inglaterra, Alemania, Italia y Croacia, y constará de tres fases: identificar a 35.000 pacientes a quien llevar a cabo la prueba, analizar los datos obtenidos e implantar la técnica si los resultados respaldan la práctica.


Ha destacado la coordinación asistencial entre los diferentes niveles que, a su juicio, será "clave" en un proyecto que no solo involucra hospitales, también centros de atención primaria (CAP), universidades, centros tecnológicos y de investigación y asociaciones europeas, entre otros.


Ginés ha subrayado la importancia de los CAP, que recibirán a aquellos voluntarios para participar en el proyecto para realizarles un examen que determine si hay sospechas o no de estar enfermos y, en caso de ser positivas, se les trasladará al Hospital Clínic, Can Ruti, Vall d'Hebron o el Hospital del Mar en función de su situación geográfica para realizarles la prueba.


ELASTOGRAFÍA HEPÁTICA


Ginés ha recalcado que la elastografía transitoria hace 12 años que se lleva a cabo de una manera "más simple" con pacientes que ya tenían la certeza que estaban enfermos pero que nunca se ha usado como una herramienta de cribaje para hacer un diagnóstico precoz.


La técnica consiste en evaluar el valor de rigidez del hígado a través de un aparato que transmite una vibración dentro de éste, si tiene la enfermedad el órgano será menos flexible por lo que se podrá determinar qué pacientes sufren dolencias "antes de una complicación", ha añadido.


La paciente Mónica Ibarruela ha asegurado que la prueba no es invasiva ya que "no sintió nada cuando se la hicieron" a causa de las afectaciones al hígado por culpa de la obesidad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH