sábado, 27 de febrero de 2021

​Álvarez: "La decisión de Nissan se ha hecho a traición y es dolorosa e inhumana"

|

El secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez, se ha mostrado muy crítico con la decisión de los responsables de Nissan de cerrar las fábricas que la empresa japonesa tiene en Barcelona. Álvarez también ha señalado a las administraciones española y catalana por la ausencia de un plan industrial que proteja al sector.


El Secretario General de UGT,  Josep Maria Álvarez, durante una rueda de prensa de UGT en la sede de UGT-Catalunya sobre la situación de Nissan, en Barcelona, Catalunya (España) a 8 de junio de 2020.


Tras una reunión con los representantes de UGT en las plantas de Nissan, el secretario general del sindicato ha criticado con dureza la decisión de la empresa nipona: "Esta decisión de Nissan se hace a traición, en medio de una pandemia terrible. Y sus responsables deben ser conscientes de que eso hace que sea más dolorosa e inhumana. Rechazamos esa falta de humanidad y respeto hacia los trabajadores y la sociedad española", ha dicho. Y ha añadido: "Han tenido el poco respeto a anunciar su decisión por videoconferencia y sin escuchar la opinión de los trabajadores".


Álvarez también ha responsabilizado a los gobiernos del Estado y de la Generalitat de la situación que atraviesan los trabajadores de la empresa por la falta de una política industrial clara. "En este país no se ha hecho nada por la industria, especialmente por el sector del automóvil", ha dicho.


Además, ha exigido tanto al Gobierno central como al de la Generalitat que dejen de lanzar proclamas y se pongan a trabajar: "Hace falta que se pongan el mono de trabajo y que nos digan en qué consiste su alternativa, qué les han dicho desde Japón y si creen que hay posibilidades de mantener las fábricas de Nissan en Barcelona".


El máximo responsable del sindicato considera que las  administraciones deben implicarse mucho más para salvar las fábricas de Nissan. "De las administraciones exigimos algo más que solidaridad, lo que deben hacer es cumplir con su obligación".


Trabajadores de Nissan cortan la Gran Vía de L’Hospital (Barcelona), cerca del concesionario de Nissan Motor Llansà. En Barcelona, Catalunya (España), a 29 de mayo de 2020.


Respecto al plan que los responsables políticos han asegurado tener en marcha, Álvarez ha señalado que los trabajadores tienen derecho a conocerlo, al tiempo que ha afirmado que el único plan que el sindicato contempla es la continuidad de las fábricas. "No nos interesan soluciones alternativas que supongan la creación de 200 puestos de trabajo", ha dicho.


Respecto al coste del cierre de la empresa, que se ha calculado en unos 1.000 millones de euros, Álvarez ha sido tajante. "Eso corresponde a la indemnización que Nissan deberá pagar al Consorcio de la Zona Franca para salir de unos terrenos en los que lleva mucho tiempo pagando un alquiler muy bajo y para los costes de desmontaje y desinfección. Pero no hemos calculado el coste de los despidos ya que no estamos en la fase de liquidación".


Por su parte, Pedro Hojas, secretario general de UGT-FICA, ha lanzado un dardo contra los ayuntamientos que, como el de Barcelona, se han mostrado muy críticos con los vehículos de motor a combustión. Hojas considera que este tipo de declaraciones no ayudan al sector. "Hay mensajes de responsables de algunos ayuntamientos que se lanzan sin pensar y decisiones que se toman a la ligera. Todos queremos un aire más limpio, pero para que los vehículos sean menos contaminantes hacen falta unos plazos. Hay que tener sentido común para no perjudicar a las industrias de nuestro país".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH