Día mundial de los refugiados: en 2019 hubo un aumento sin precedentes del número de desplazados en el mundo

|

"Salí de Venezuela hace un año y medio. Fui a Medellín e intenté buscar trabajo, pero no me alcanza para vivir y ahora quiero llegar a Panamá. Si se da la oportunidad, iré después a Estados Unidos”, contaba convencido Alfredo Fernández hace poco más de dos meses. En marzo, Alfredo decidió cruzar el tapón del Darién, una región que separa Colombia y Panamá, a pesar de ser uno de los puntos más peligrosos del continente americano. El Darién es una selva húmeda tropical donde se mezclan la migración, el narcotráfico, las mafias y el paramilitarismo. Pero miles de refugiados y migrantes siguen intentando cruzar cada año. 


Refugiados de Venezuela en Colombia



Alfredo, de 25 años, es uno de los casi 1,8 millones de venezolanos que durante los últimos años ha decidido emigrar a Colombia. El venezolano es ya mayor el éxodo humano en la historia reciente de Latinoamérica y ha dejado más de 5 millones de desplazados.


Desde el año 2001, cada 20 de junio se celebra el día mundial del refugiado y cada año ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, trata de concienciar a los países de todo el mundo de que es necesario hacer un esfuerzo para que los millones de refugiados y otras personas desplazadas por conflictos o acontecimientos graves puedan encontrar un hogar.


Hace tan solo dos días esta agencia publicó su informe anual sobre Tendencias Globales de desplazamientos en el mundo. El pasado 2019, según calculan, terminó con 79,5 millones de personas desplazadas en todo el mundo. O lo que es lo mismo, más de un 1% de la población, o una de cada 97 personas en el mundo. Una cifra sin precedentes. Además, ACNUR detectó el pasado año que cada vez son menos  las personas desplazadas que pueden volver a sus hogares.


Según el informe, el aumento anual es el resultado de dos factores principales: los nuevos desplazamientos en 2019, particularmente en la República Democrática del Congo, el Sahel, Yemen y Siria, y que ahora hay mejor representación de la situación de los venezolanos fuera de su país, ya que muchos no estaban registrados legalmente como refugiados o solicitantes de asilo —aunque todavía hay muchas personas que no lo están.


Estamos presenciando una nueva realidad, ya que el desplazamiento forzado hoy en día no solo está mucho más extendido, sino que simplemente ya no es un fenómeno a corto plazo y temporal”, dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, en referencia al hecho de que, el año pasado, las personas refugiadas tuvieron menos oportunidades de encontrar una solución rápida para su situación.“No se puede esperar que las personas vivan en un estado de incertidumbre durante años, sin la posibilidad de volver a casa, ni la esperanza de construir un futuro donde estén. Necesitamos una actitud fundamentalmente nueva y más receptiva hacia todas las personas desplazadas, junto con un impulso mucho más decidido para resolver conflictos que duran años y que están en la raíz de un sufrimiento tan inmenso”.


Personas refugiadas y personas migrantes

Existe controversia alrededor de los términos "refugiado" y "migrante". Según ACNUR, 

"los refugiados son personas que huyen de conflictos armados o persecución. A menudo, su situación es tan peligrosa e intolerable, que cruzan fronteras nacionales para buscar seguridad en países cercanos, y así, ser reconocidos internacionalmente como <refugiados>". Para ellos, volver a casa es demasiado peligroso.


Los migrantes, en cambio, no huyen de su país por una amenaza directa o persecución, sino para intentar mejorar sus vidas económicamente o por motivos de estudios o trabajo. Pero a diferencia de los refugiados, sí pueden volver a casa de manera segura.  


En los últimos 10 años, el número de refugiados ha aumentado en todas las regiones del mundo. La crisis más impactante fue la de Siria, que dejó 6,6 millones de personas desplazadas en Oriente Medio -la mayoría de personas fueron acogidas por Turquía (3,6 millones), Líbano (910.600) y Jordania (654,700)-, África del Norte y Europa. 


El informe de ACNUR explica también que cinco países representan dos tercios de las nacionalidades de las personas desplazadas a través de fronteras: Siria, Venezuela, Afganistán, Sudán del Sur y Myanmar. Además, el 80 por ciento de las personas desplazadas del mundo están en países o territorios afectados por inseguridad alimentaria aguda y desnutrición, muchos de ellos son países que enfrentan riesgos climáticos y de desastres naturales y que el 85% están en países en desarrollo, generalmente países vecinos. 


Ahora, recuerda ACNUR, la situación es todavía más complicada para aquellos que han tenido que abandonar su hogar, ya que el coronavirus puede dejarlos en una situación mucho peor. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH